domingo, 17 de julio de 2016

Humming Bark

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada rodeada por un cinturón de abeto
Materia Grasa: No definido
Maduración: Mínimo 3 semanas
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Weinbach Gewürztraminer Grand Cru Mambourg Verdages Tardives (D.O. Alsácia)
País de origen: Irlanda
Región: Wexford
Notas: Este queso lo elabora la Carrigbyrne Farmhouse Cheese en Adamstown una localidad del Condado de Wexford, en el extremo suroriental de la isla de Irlanda.
El amor de Paddy Berridge por el queso comenzó cuando él era apenas un niño en Irlanda, aprendiendo a hacer queso en la cocina con su madre. Años más tarde, deseoso de tener sus primeras experiencias, Paddy viajó a Normandía para trabajar con un productor de queso famoso por su camembert. Allí, Paddy aprendió las habilidades necesarias para producir su propio queso y encendieron una vida de pasión por el queso.
En 1982, Paddy regresó a su hogar, y a los verdes pastos de la granja lechera Carrigbyrne transmitida a él por su padre. Ese año, con los conocimientos y la experiencia adquirida en Francia, creó la Carrigbyrne Farmhouse Cheese. Antes del primer año, él y su esposa Julie produjeron su primer Brie. Esto marcó el comienzo de algo especial. Actualmente, más de 30 años después, Paddy y Julie siguen llevando la granja lechera en las afueras de Adamstown, un pueblo en el condado de Wexford. El negocio de quesos ahora está a cargo de Paddy y su yerno Dave, que junto a Charlie el hijo Paddy y Julie forman parte de la nueva generación de la familia Berridge.
El Humming Bark es un queso de leche pasteurizada de vaca, blando con un aroma fuerte y sabor complejo. Madurado en la corteza de abeto y producido con la mejor leche del rebaño de 350 vacas cruce de Frisia y Jersey de la propia quesería. Durante su maduración el queso se lava cada dos días, esto fomenta la buena formación de moho.
Explica Paddy “recientemente hemos desarrollado un queso usando la corteza de nuestros árboles aquí en el jardín. No es bueno tomar la corteza de un árbol vivo porque destruirá el árbol así que tomamos la corteza de forma vertical por lo que no mataría al árbol. Al principio hacíamos este queso para consumo propio, pero a medida que lo fuimos haciendo decidimos comercializarlo. Comenzamos a recibir las tiras de Francia. Esta corteza da el queso el sabor más increíble. ''Cuando describo el intenso sabor de este queso puedo compararlo con el vino griego Retsina''.
No es un queso para los débiles de corazón, es lo suficientemente fuerte como para que los entendidos lo encuentren delicioso, y con un aroma particularmente penetrante.
Se podría decir que el Humming Bark es la versión irlandesa de clásico Vacherin Mont d’Or.
Este queso se ha proclamado subcampeón tanto en el Campeonato Irlandés de Quesos como en los Premios Británicos del Queso del año 2014.
El queso joven puede servirse entero como plato de queso, con crackers y una buena combinación de fruta, o bien untarse sobre tostaditas y fundirse al horno. Cuando está más maduro, llevado a temperatura ambiente es tan blando que se puede comer con una cuchara. Marida con un vino blanco dulce como un Gewürztraminer de vendimia tardía.