lunes, 7 de noviembre de 2016

Brabander cabra Gouda

Leche: Cabra
Tipo: Pasta semi-dura, cocido y prensado, corteza encerada
Materia Grasa: 48%
Maduración: De 6 a 9 meses
Aspereza: Media
Vino: Barzen Riesling Kabinett (D.O. Mosel-Saar-Ruwer (alemania))
País de origen: Holanda
Región: Brabante
Notas: El Brabander, es un Gouda pero de cabra elaborado por la famosa quesería L'Amuse ubicada en Santpoort-Noord, Holanda, al noroeste de Ámsterdam. La quesería es propiedad de Betty Koster y su marido Martin, que han hecho de L'Amuse un nombre muy solicitado en goudas y otros quesos holandeses, debido a su cuidadosa selección y maduración, que produce goudas de notable calidad.
Betty y Martin trabajan en estrecha colaboración con los productores para garantizar la calidad de sus ruedas; Son especialmente conocidos por el envejecimiento de sus goudas en cuevas con temperaturas ambientales ligeramente superiores - hasta 12ºC - y niveles de humedad más bajos, para asegurar un adecuado secado, y a su vez, se les da un recubrimiento de cera más delgado de lo que es común para la producción comercial de goudas, lo que permite el desarrollo de mayor complejidad y profundidad de sabor. El Brabander tiene un mínimo de 6 meses de edad, pero generalmente no es un gouda de larga maduración (no creo que sea probable que encuentres un Brabander de 4 años, como sí puedes encontrar con algunas otras ruedas de L'Amuse).
Encerados de distintos colores indican las diferentes variedades de gouda, y la nieve blanca exterior de esta rueda (no se trata de una corteza comestible, en caso que se lo pregunte) denota que es de la variedad de cabra. El Brabander es originario de la región de Brabante, y está hecho con la leche pasteurizada de cabras de la raza Saanen. La pasta interior es de un hermoso color blanco, oscureciéndose hacia los bordes, denso y cremoso. El sabor es suave, pero rico, mantecoso y de nuez con caramelo y notas de heno y un agradable sabor a base de la leche de cabra al final.
Debido a la seductora profundidad y complejidad de sus sabores este es un queso que se recomienda disfrutar simple y puro sin adulterar, como mucho con un poco de pan fresco o con galletas o crujientes tortas de avena. Combina bien con un Riesling seco o una cerveza ámbar amarga.