martes, 22 de noviembre de 2016

Labneh

Leche: Vaca, oveja, cabra
Tipo: Pasta blanda, sin corteza
Materia Grasa: No definido
Maduración: 5 días
Aspereza: Suave
Vino: Cerveza Libanesa "Almaza"
País de origen: Líbano
Región: Todo el país
Notas: Utilizando una de las formas más antiguas de la producción de quesos. El Labneh es un queso de pasta blanda y cremosa que se hace principalmente en hogares en lugar de lecherías, mediante el drenaje y filtrado con un paño de muselina con sal para eliminar el suero de la leche agriada o yogur, durante aproximadamente 24 horas hasta que no queda humedad, dándole una consistencia entre la del yogur y el queso. Tradicionalmente, las tribus beduinas utilizaban una piel de cabra o de oveja. Comúnmente se hace usando la leche de la vaca pero la leche de oveja o cabra también se puede usar.
Luego el queso se enrolla a mano en forma de pequeñas bolas y se conserva en vasijas de barro, o en un frasco con un poco de aceite de oliva virgen extra, a veces con la adición de una deliciosa fragancia de tomillo salvaje (zaatar) y semillas de sésamo tostado, o mezclado con jugo de limón, menta fresca y se sirve con falafel (croquetas de garbanzos o habas).
Hay dos tipos principales de Labneh. El tipo fresco, que se extrae del yogur y el Labneh conservado que es simplemente el Labneh regular drenado algunos días más hasta que conserve muy poca humedad. Dado el intenso calor del Líbano, los quesos se conservan en aceite o salmuera. Las bolas de Labneh estarán seguras en el frasco esterilizado hasta por un año.
Quesos similares se encuentran en todo el Oriente Medio, en particular en Siria. En Líbano recibe el nombre de Labneh, en Israel se llama Labane, mientras que en Siria se le conoce como Labaneh. La denominación genérica para este tipo de queso en árabe es Gibne. Labneh, es una palabra derivada de 'laban', el nombre labahn o laban significa blanco o leche.
Este queso suave, deliciosamente rico y aterciopelado, tiene una acidez fresca de limón. El sabor depende en gran medida del tipo de leche utilizada: el Labneh de leche de vaca tiene un sabor algo más suave. Los que se hacen con leche de oveja presentan un maravilloso dulzor. También la calidad de la cobertura de aceite de oliva influye en el sabor del Labneh. La leche de camellos y otros animales se utilizan en la producción de Labneh en Arabia Saudita y otros países del Golfo.
En el Líbano, hay un monasterio jesuita en un pequeño pueblo en el valle central de Bekaa que es famoso por su producción Labneh. ¡Cuando los visitantes se detienen en ese pueblo de 800 habitantes en su camino a un festival en Baalbeck, verá hordas de gente pataleando y gritando pidiendo bocadillos de Labneh en los cafés, actuando como si no hubiesen ingerido ningún alimento durante una semana! Es bastante asombroso de ver. Pero tal es la importancia del Labneh para la gente libanesa.
Este queso de forma redondeada, se consume todos los días en las casas libanesas tradicionales, se suele comer preferentemente en el desayuno con aceite de oliva, acompañado con menta fresca y por supuesto, un trozo de pan de pita y tal vez algunas aceitunas y piñones, con hierbas frescas locales o pequeños trozos de tomate y pepino. También se puede tomar Labneh dulce con miel de jengibre y de flor de azahar. Lo podemos acompañar de “Almaza” la cerveza nacional del Líbano, de tipo Pilsner. Es fresca y ligera, muy parecida a Coronita mejicana. Acompaña perfectamente a todos los platos árabes.