sábado, 3 de diciembre de 2016

MaryMontaña

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: 45%
Maduración: Unas 3 semanas
Aspereza: Suave
Vino: El Perro Verde (D.O. Rueda)
País de origen: España
Región: Salamanca (Castilla y León)
Notas: Este queso lo elabora Luis Fernando Herráez Saavedra, en Carralejos Granja-Quesería ubicada en Montejo, Salamanca, Castilla y León.
Carralejos es una pequeña Granja-Quesería, que elabora quesos con leche de Cabra Verata, de su propia ganadería. Con una producción limitada de carácter artesanal. Huyendo de lo convencional, e intentando darle al queso un nuevo enfoque, la quesería nació con la idea de crear un producto novedoso en su tierra, cien por cien artesano, sin aditivos ni conservantes, tratando de hacerlo con todo el mimo y cuidado posibles, para que al degustarlo su sabor le transmita nuevas sensaciones, y eso es lo que tratan de hacer, crear sabores, aromas y...  agradables sensaciones. Su premisa es hacerlo todo muy sencillo, gracias a eso y a sus "Veratas”, elaboran los quesos que muchos de vosotros ya conocéis, pero para aquellos que no los conozcan, aquí os dejo una pequeña explicación, aunque lo mejor es buscarlo y probarlo, eso sí, ¡os aviso!, luego no podréis prescindir de ellos.
Este queso, lo elaboran con la leche procedente de su propio rebaño de cabras Veratas, las cuales, pastan en las inmediaciones del Embalse de Santa Teresa (Salamanca) en un entorno adehesado, con encinas, pasto, arbustos y plantas aromáticas que le confieren a la leche un sabor y unos aromas especiales, es de leche cruda, coagulación láctica, corteza totalmente comestible y cubierta de moho blanco, que aporta un sabor a hongos y frutos secos y una textura crujiente que contrasta con la suavidad del resto. Pasta cerrada, firme y mantecosa, textura algo calcárea y de color blanco los primeros estadios de la maduración, después madura de fuera hacia adentro y se va volviendo cremoso. En boca es fundente y su sabor largo, predominan las notas lácteas de la leche de cabra, la sal y la acidez están perfectamente equilibradas. Se aprecian perfectamente los trocitos de algas, que transmiten unas suaves notas salinas a mar y a crustáceos. Este queso, en su estado más joven es más suave y conforme madura se vuelve más fuerte, con notas ligeras a roquefort, de pasta mas mantecosa aun y un picante atrevido, que hace las delicias de todo buen quesero. Su sabor varía dependiendo de la época del año, al pastar en el campo, las cabras aportan a la leche los matices de lo que comen en cada estación, y es por eso que se les llama quesos artesanos, y no hay dos iguales, pero siempre partiendo de la excelencia gustativa que ofrecen los quesos de leche cruda.
Las algas que utilizan para elaborar este queso, son ecológicas, proceden de Galicia y se crían en las frías aguas del Atlántico.
El queso se comercializa en formato de 200grs aproximadamente, envuelto en film transparente y transpirable, capaz de controlar la migración de los gases, y la humedad.
Si desea saber donde adquirir este queso, diríjase a Suculentum Cheese Calle Nàpols,19, 08303 Mataró, Barcelona (España), Teléfono: 937588770, o directamente con el responsable Ramón Valls, al móvil 667592264.
Para degustar toda la riqueza de sabores se recomienda el consumo a temperatura ambiente o superior a los 20º y en porciones muy pequeñas, una vez llevado a este punto, disfruté de este queso simplemente solo con pan, o con galletas, también se puede acompañar de miel o de membrillo. Se trata de un queso que por su originalidad sorprenderá a sus amigos en una tabla de quesos, con un vino espumoso o un vino blanco de Rueda.