jueves, 5 de enero de 2017

Hornbacher

Leche: Vaca
Tipo: Pasta dura, cocida y prensada, corteza natural cepillada
Materia Grasa: 50%
Maduración: De 4 a 12 meses
Aspereza: Media
Vino: Gobelsburg Grüner Veltliner Eiswein (D.O. Kamtal - Austria)
País de origen: Suiza
Región: Emmental (Berna)
Notas: Producido exclusivamente por el apasionado quesero Michael Spycher, en su pequeña quesería Käserei Fritzenhaus en el valle de Hornbach. Michael es más conocido por su queso Gruyère que ganó el campeonato del mundo de quesos del año 2008. La lechería se encuentra en una pequeña aldea aislada en la comunidad de Sumiswald, parte de la hermosa y pintoresca región de Emmental. El queso lleva el nombre del pequeño río "Hornbach" que pasa a pocos metros de la lechería. Este río puede llegar a ser muy salvaje bajo ciertas circunstancias, ¡un buen presagio para este queso único!
La leche es rica en nutrientes y entregada a la quesería por los ganaderos locales dos veces al día. Las vacas pastan en las laderas cercanas durante el verano y se alimentan de heno de calidad en invierno, ambos añade un perfil de sabor único a sus quesos, Raclette, Gruyère, Hornbacher y otros quesos. Aunque el Hornbacher lo hace solamente con la leche de verano de vacas que pasta libremente (sin ensilaje).
El Hornbacher es un queso de leche cruda de vaca, semi duro, tiene un evidente parecido familiar con el Comté, el Gruyère y el Beaufort -las clásicas ruedas alpinas- pero su intensidad y cremosidad son dignas de mención.
Las ruedas de 6 quilogramos del Hornbacher se maduran durante aproximadamente un año, el tiempo suficiente para generar algunos cristales crujientes de proteína en la pasta dorada y firme. Pero antes de probar y saborear la fragancia. Huelo a avellanas tostadas, mantequilla, cebolla salteada y carne de ternera.
Estamos ante un gran queso de fusión con un sabor floral y de nuez. Notas de vainilla dulce y mezcla de patatas al horno con mantequilla con sutiles especias que vienen de las hierbas en el pasto para dar a este queso de montaña un sabor verdaderamente único.
El sabor de Hornbacher es tan concentrado que con unos pocos gramos de él le satisfarán. Si no está seguro de lo que es el gusto de umami, aquí está su respuesta.
El Hornbacher se comercializa en forma de ruedas planas de 30 cm de diámetro, una altura de 5 cm y un peso de 5-6 kg.
Este queso deliciosamente picante hace una adición elegante a cualquier tabla de quesos. También podemos servirlo con pan y en ensaladas o acompañado de frutas frescas. En cocina puede ser un perfecto ingrediente para el Pollo Cordón Bleu, ya que funde muy bien.
Marida con un vaso frío de cerveza de trigo, sidra, o un vino dulce Grüner Veltliner.