jueves, 16 de febrero de 2017

Le Duc Vacherin

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada enmohecida, rodeada con un cinturón de abeto
Materia Grasa: 45-50%
Maduración: Mínimo 1 mes
Aspereza: Suave a media
Vino: Marcel Deiss Riesling (D.O. Alsacia)
País de origen: Francia
Región: Borgoña-Franco Condado
Notas: Este queso de corteza lavada, madurado en superficie, está hecho por la Fromagerie Jean Perrin especialmente para Will Studd, la quesería se encuentra ubicada en Cléron un pueblo en el corazón del macizo del Jura, en la región francesa de Franco Condado.
Will Studd ha estado trabajando con especialistas del queso durante más de cuatro décadas y ha viajado extensamente por su vocación.
Después del establecimiento de delicatessen en el centro de Londres en la década de 1970, emigró a Melbourne, Australia, donde ha hecho mucho para promover una mayor comprensión de lo que es buen queso, así como defender la causa de los quesos de leche cruda.
Desde 2002, Will ha sido el productor ejecutivo y presentador de Queso Slices - una serie de televisión única centrada en los quesos artesanales y tradicionales hechos a mano en todo el mundo. Cheese Slices ha visitado cientos de lecherías y queseros en más de dos docenas de países alrededor del mundo. Este galardonado espectáculo se encuentra en su séptima temporada.
El Duc Vacherin está inspirado en los famosos quesos estacionales rodeados con picea de la región, como el Vacherin du Haut-Doubs, pero disponible todo el año y elaborado con leche pasteurizada de vaca, atado con un delgado cinturón de corteza hábilmente cortada de los abetos locales durante los meses de verano. Calcáreo y suave cuando es joven que nos deleita con un mantecoso, sabor a limón que inunda el paladar, pero se disfruta más cerca de la fecha de caducidad cuando la corteza rosada suave comienza a ondular y abombarse, y el interior se ablanda derivando hacía una textura más cremosa "se derrite en la boca" con un toque indirecto a resina y bosque.
El queso se comercializa en forma de pequeño disco plano (200g), dentro de una cajita de madera que lo protege de posibles golpes.
Es un queso perfecto para tomar el otoño o en las estaciones más frías. Tradicionalmente, este tipo de quesos se consumen cortando la corteza superior e ingiriendo el queso casi líquido del centro, se puede acompañar de patatas hervidas y cominos, a veces se vierte vino por encima, se envuelve la caja con aluminio y se hornea durante unos 20 minutos.
Puede servirse entero como plato de queso, con crackers y una buena combinación de fruta, o bien untarse sobre tostaditas y fundirse en el horno. Lo serviremos regado con un vino blanco con crianza de uvas Riesling.

No hay comentarios: