martes, 7 de febrero de 2017

Le Marcaire des Vosges

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada
Materia Grasa: 50%
Maduración: Unas 4 semanas
Aspereza: Media
Vino: Marcel Deiss Burlenberg La Colline Brûlée (D.O. Alsacia)
País de origen: Francia
Región: Lorena (Gran Este)
Notas: Este queso lo elabora la Fromagerie de l'Ermitage en Bulgnéville, Lorena. En 1931, 211 productores de leche crean la Cooperativa de l'Ermitage en Bulgnéville, en los Vosgos, para asegurar su independencia y producir quesos de calidad. En la actualidad 86 años después de su creación más de 1.000 cooperativistas, productores de leche, siguen siendo los únicos accionistas de la Fromagerie de l'Ermitage.
El Marcaire es un auténtico queso “vosgiense” que recuerda el universo cálido de las granjas y albergues donde se saborea el Marcaire mientras se contemplan los prados y las cumbres azuladas de los Vosgos.
Este queso en la zona también es conocido como el Brie rojo.
Debe su nombre a los pastores alsacianos “marcaires” (ordeñadores) que subían en la primavera después de Pentecostés, durante el periodo de la trashumancia, los rebaños a pastar en los generosos pastizales de las pendientes onduladas de los Vosgos, un sistema montañoso en el noreste de Francia, frontera natural entre las regiones de Alsacia y de Lorena.
El Marcaire es un queso de pasta blanda y corteza lavada que se elabora con leche pasteurizada de vaca.
Una corteza comestible anaranjada y muy atractiva envuelve una pasta de color amarillo claro característica del Marcaire de textura muy suave, delicada y fundente. Como todos los quesos de corteza lavada, tiene un olor penetrante y reconocible, y un sabor bastante potente sin llegar a ser abrumador.
El queso se comercializa en dos formatos: 500g y 200g o cortado en cuñas en su tienda.
El Marcaire ganó una Medalla de Bronce en el Concours Général Agricole en el año 2011.
Si todos los quesos es importante consumirlos a temperatura ambiente, en este es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Una vez llevado a la temperatura adecuada, disfruté de este queso sobre una rebanada de pan crujiente o fundido sobre pasta o verduras. De todas formas es una delicia en cualquier momento del día. Se recomienda acompañarlo de un vino tinto de uvas Pinot noir o un vino blanco seco.