sábado, 10 de junio de 2017

Blu di Caravaggio

Leche: Vaca, búfala
Tipo: Pasta blanda, azul, corteza natural
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 3 a 4 meses
Aspereza: Suave
Vino: Noval Vintage Port Silval (D.O. Porto)
País de origen: Italia
Región: Lombardía
Notas: ¿Quién sabía que había tantos quesos diferentes hechos de leche de búfalo? ¡Bueno, los italianos sí! Ellos tienen su Quadrello di Bufala (un queso de estilo Taleggio), su Casatica (lechoso y cremoso), sus bolas clásicas de Mozzarella, e incluso su Blu di Búfala (estilo Taleggio y azul), pero ninguno como este Blu di Caravaggio que es una mezcla de leches pasteurizadas de vaca (60%) y búfala (40%), un queso azul, maravillosamente cremoso y sabroso.
Este queso lo elabora el Caseificio Defendi Luigi en Caravaggio un pueblo situado en la provincia de Bérgamo, en la región de Lombardía, Italia. La población es conocida por el pintor barroco Caravaggio, quien vivió allí parte de su infancia y juventud y tomó el nombre del pueblo para su pseudónimo.
El Blu di Caravaggio parte de una receta clásica del famoso Gorgonzola Dulce o Dolcelatte pero con la diferencia que utiliza parte de leche pasteurizada natural y rica en grasa de los búfalos de agua para crear un queso azul extra cremoso que le hace más substancial ... más cremoso, más dulce y más denso en general.
La leche de búfala contiene un 58% más de calcio que la leche de vaca un 48% más de proteínas, 43% menos de colesterol. Es una fuente rica de hierro, fósforo, vitamina A y contiene altos niveles del antioxidante natural “tocoferal”. 
El Blu di Caravaggio tiene un rico y intenso sabor que se mantiene largo tiempo en las papilas gustativas. La riqueza de la leche también ayuda a suavizar la mordedura picante de las vetas azules, mientras que mejora el final largo y lujoso del queso.
El Blu di Caravaggio tiene una corteza más dura que algunos azules, pero la pasta es decadentemente cremosa, compacta y fundente en boca, de color marfil surcada por las típicas vetas de moho que en este caso son más de color verde ámbar que azul. La larga maduración (3-4 meses) confiere a este queso un sabor inconfundible, ligeramente acaramelado, decidido, intenso y fuertemente aromático, con un persistente final.
Este es un gran queso de postre con peras en rodajas con su miel favorita o mermelada de cerezas, pero no te decepcionará en cualquier otra combinación… untado en una rebanada de pan rústico, desmenuzado sobre ensaladas, para enriquecer una sopa de verduras, o incluso fundido sobre huevos revueltos, alcaparras fritas o pimientos rojos asados. Marida bien con vinos generosos de Oporto. También es sorprendentemente agradable con una taza de café negro.

No hay comentarios: