sábado, 9 de septiembre de 2017

Grand Bleu de Besson

Leche: Cabra
Tipo: Pasta semi-blanda, azul, corteza natural
Materia Grasa: 48%
Maduración: Unos 2 meses
Aspereza: Media
Vino: Johannisberg (D.O. Valais)
País de origen: Suiza
Región: Valais
Notas: El valle del Ródano disfruta de 300 días de sol al año. Y de la misma forma que los rayos de sol bañan el maravilloso paisaje de montañas, praderas, viñedos y bosques con una fascinante luz. Gracias al sol, los productos naturales tienen un sabor único. El Valais produce estupendos vinos, fantástica fruta, sabrosas verduras y deliciosos quesos. Y por todas partes se siente el latido de los agricultores, los viticultores, los campesinos y los queseros de los Alpes.
El Grand Bleu de Besson es un queso elaborado por la familia Besson, en su granja de Grimisuat, una población suiza del cantón del Valais, situada en el distrito de Sion.
En 1981 Jean-Michel y Patricia Besson comienzan la aventura de la explotación con un rebaño de 35 cabras. En 2008 cubrieron el techo de la finca con un panel fotovoltaico para producir su propia energía eléctrica. En 2013 construyeron una nueva quesería con una tienda para la venta de productos de la granja. Actualmente su hijo Etienne es responsable de la quesería que gracias al aumento en las oportunidades de mercado el rebaño ha crecido hasta incluir 100 cabras lecheras
El Grand Bleu de Besson es un queso artesano graso azul que se hace con leche cruda de cabras del rebaño de la propia granja. La leche se inocula con esporas de Penicillium roquefortii, que finalmente producirá el moho azul verdoso que ayuda a madurar el queso. Las venas azules aparecen temprano en la vida del queso, que proliferan en los canales de aire que se han creado, pinchando los quesos a tal efecto. Una vez que el moho se ha desarrollado suficientemente (unas tres o cuatro semanas), se deja madurar en una sala de almacenamiento en frío durante al menos un mes más durante los cuales desarrolla una delgada corteza natural de color grisáceo. En el interior, la pasta blanda de color blanco amarillento es muy rica y cremosa y está atravesada por delicadas venas azules de moho. En boca nos presenta un sabor pleno pero delicado, con notas frutales que se desarrollan junto a un intenso aroma caprino.
En definitiva, el Grand Bleu de Besson es un queso azul fino y picante pero sin tener la abrumadora picazón característica de los quesos azules más potentes.
El queso lo adquirí en la Fromagerie La Grenette, en Sion, donde su encantadora propietaria nos lo aconsejo.
Es importante comer este queso a temperatura ambiente para que puedas disfrutar de su sabor en totalidad.
Perfecto para tomar con frutos secos, sobre todo nueces, junto con unas galletas y un chorrito de miel. También es adecuado para fundir, por lo que se pueden hacer buenas salsas para carnes. Lo más adecuado sería maridarlo con un vino blanco de la zona de Valais.

2 comentarios:

Esteban Marentes dijo...

Hola Marti, quería agradecerte por tu labor de recopilación de quesos, es un trabajo grandioso. Yo hasta ahora me inicio en el conocimiento de los quesos y espero poder probar muchos quesos diferentes en mi vida. Quería preguntarte si me puedes recomendar algún libro general sobre quesos.
Gracias por tu labor y sigue así por mucho tiempo mas

Marti Vicente dijo...

Hola Esteban
gracias por tu amable comentario sobre mi labor, siempre es agradable saber que lo que uno hace, tiene reconocimiento.
Respondiendo a tu pregunta, para mi el mejor libro de quesos y que todo aficionado debe leer es uno llamado "Quesos Franceses" Escrito por Kazuko Masui y Tomoko Yamada, editado en España por Ediciones Omega. Sé que es un libro que solo habla de quesos franceses, pero sinceramente es espectacular.
Un cordial saludo.