sábado, 18 de noviembre de 2017

Saint Germier

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 1 a 2 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Domaine de Majas (D.O. Roussillon)
País de origen: Francia
Región: Tarn (Occitania)
Notas: Este queso es una creación de Laurent Thomas y Patricia Grimigni, queseros y propietarios de la Bergerie de Cazes-Haut, en Teyssode que es una población y comuna francesa, ubicada en la región de Occitania, departamento de Tarn.
Cuando se van a vivir a Italia en los años 90, están muy lejos de imaginar que un día ellos mismos se convertirían en productores después de un encuentro fortuito con un pastor italiano del sur del Lacio, entre la Toscana y los Abruzos, cerca del Mar Tirreno.
Cuando regresan a Francia en 1997, compran la granja de Cazes-Haut y se inician en la elaboración del queso Pérail que venden bajo el nombre de Cant' Auriol (canto del oriol (Oropéndola) en occitano). La zona de producción del Pérail se sitúa al sur del Macizo Central, entre Aveyron, Lozera, Aude, Hérault, Gard y Tarn en las tierras altas. Es en Teyssode, entre Toulouse y Castres, donde están instalados Patricia y Laurent, nuestros dos pastores y queseros.
En la granja Cazes-Haut tienen un rebaño de 300 ovejas de raza Lacaune en 65 hectáreas de pradera, están en los pastos 8 meses al año y en el corral de noviembre a febrero cuando son alimentadas con heno de sus prados.
La rica leche de estas ovejas se utiliza para producir quesos atípicos de una gran finura, elaborados y moldeados a mano. Los quesos se maduran sobre tablas de pino de los Pirineos.
Ellos todo lo hacen a mano (ordeño, corte de la cuajada, elaboración, moldeo y prensado), incluso la cebada para el ganado se cultiva con su cuidado. Los productos han sido etiquetados como orgánicos desde el 5 de diciembre de 2016 después de 3 años de conversión.
Los quesos de la granja de Cazes-Haut tienen un sabor único y delicado que revela una pasta tierna y fina con un perfume aterciopelado.
El Saint Germier es un queso artesanal hecho con leche cruda de oveja que presenta una corteza comestible natural fina y ligeramente enmohecida que esconde en su interior una pasta de color amarillo crema suave y muy untuosa. Su olor es bajo. Su sabor deja una sensación de dulzura que se combina armoniosamente con una nota láctica de frescura. El sabor de los azúcares de la leche realmente se hacen notar a través matices suaves florales con que nos deleita este queso.
El queso se comercializa en forma de pequeños discos planos de 350g de peso aproximado.
Es importante comer este queso a temperatura ambiente para degustar mejor su riqueza de sabores.
El Saint Germier se disfruta con o sin pan. En ensalada con piñones y rodajas de pechuga de pato ahumado rociadas con un chorrito de aceite de oliva. Acompáñelo con vinos blancos secos de uvas Chardonnay.

No hay comentarios: