jueves, 7 de diciembre de 2017

Curé Labelle

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semidura, prensada no cocida, corteza lavada
Materia Grasa: 45%
Maduración: Mínimo 90 días
Aspereza: Media
Vino: Lón Beyer Pinot Gris Réserve (D.O. Alsacia)
País de origen: Canadá
Región: Quebec
Notas: Este queso lo elabora la Fromagerie Le P'tit Train du Nord situada a orillas del río de Lièvre al pie de la montaña del Diablo en Mont-Laurier.
En 1998, la quesería Le P'tit Train du Nord nació de la iniciativa de personas deseosas de fabricar un queso de calidad asociado a la región. Seis meses después de su apertura, se crea su primer queso artesano, el Tomme. En 1999, un segundo queso causó sensación en el mercado provincial: el Windigo.
En 2001, cuando los actuales propietarios Francine Beauséjour y Christian Pilon compran la quesería, se crea el Wabassee, un queso tipo raclette, de corteza lavada con una cerveza artesanal, que hace las delicias del paladar. El Duo du Paradis, un queso mixto hecho con el 50% de leche de oveja y 50% de leche de vaca, se comercializo en 2002 no tardo en ganarse una merecida fama.
La quesería elabora otros excelentes quesos como: el Barre du Jour, de estilo Morbier, la Fée des bois, un queso de cabra del tipo Raclette, un Cheddar al ajo y al eneldo, un Cheddar al vino de Oporto, un queso de cabra en aceite con (ajo, finas hierbas, pimiento y tomate), por no hablar de los yogures y cuajadas y por supuesto este queso Curé Labelle con su corteza lavada.
El nombre del queso “Curé Labelle” honora al cura Antoine Labelle que dirigió la colonización de los territorios en la región de Laurentides al norte de Saint-Jérôme entre 1870 y 1890, cuyo sueño era construir un ferrocarril que uniera Montreal y Mont-Laurier se ha convertido en realidad.
Madurado en superficie, este queso artesanal de estilo Reblochon, está hecho con leche pasteurizada de vaca, presenta una corteza lavada de color rosa tirando a anaranjado y ligeramente húmeda, marcada con finas estrías blancas, bajo la cual se encuentra una pasta semidura salpicada irregularmente de agujeros, de color marfil, flexible, homogénea y fundente.
El queso tiene un ligero sabor a nuez con cálidas notas dulces de  mantequilla que se complementan perfectamente al comerlo junto con la corteza, que es ligeramente salada. Ofrece aromas florales y ahumados.
Para la fabricación del Curé Labelle, la leche proviene de una sola granja situada en Ferme-Neuve un municipio cercano a la quesería. El ganadero agrega semilla de lino a la ración diaria de alimento de las vacas Holstein para obtener una leche más rica en grasas esenciales.
Puede servirse como parte de un plato de queso o de un bufé a base de quesos. Podemos cortarlo en lonchas y servirlo para desayunar, o sobre rebanadas de pan, con granadas, mermelada de fresa u otras delicadezas dulces como por ejemplo la miel. En cocina, al ser un queso que funde muy bien, puede usarse en muchos platos, como fundido sobre hamburguesas, pasta o para enriquecer sopas. Lo puede maridar o bien con un vino blanco aromático y redondo como un Pinot gris o un Soave. O con un vino tinto afrutado y ligero tipo Chianti Classico o Carmignano.

No hay comentarios: