viernes, 22 de diciembre de 2017

Vazeraque

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: 45%
Maduración: Mínimo 15 días
Aspereza: Suave
Vino: Valandraud Blanc (D.O. Burdeos)
País de origen: Francia
Región: Poitou-Charentes (Nueva Aquitania)
Notas: El Vazeraque es un queso artesano, elaborado con leche cruda de cabra, por una pequeña quesería de Charentes, pero madurado y comercializado por la reconocida “affineur” afinadora de quesos de París, Marie-Anne Cantin, la heredera de una larga tradición de queseros. Desde 1950, la casa Cantin propone en su tienda, ubicada en la Rue du Champ de Mars, una magnífica gama de quesos tradicionales, ferviente defensora de los quesos de leche cruda ofrecen una amplia selección de quesos de pasta blanda de corteza florida o de corteza lavada, de pasta azul, de pasta prensada, o incluso quesos de oveja, o quesos de cabra como este,...
Con cinco bodegas que maduran en París, Marie-Anne Cantin y su esposo Antoine esperan pacientemente a que madure el queso, antes de ofrecerlos en su tienda.
El Vazeraque tiene una corteza enmohecida ("geotricum") blanca natural que cubre una pasta blanca nacarada, de textura cremosa y untuosa, blando, al corte es cerrado, continuo, sin ojos. ¡Es un queso suave que se derrite en tu boca! Pero no al tacto de los dedos.
Como todos los quesos de esta región, el Vazeraque tiene un sabor muy perfumado, sin ser demasiado fuerte, con un aroma característico a fermentado láctico, yogur, leche de cabra y vegetales, su sabor suave nos recuerda la nata dulce, persiste pocos segundos, la corteza comible es un poco astringente.
(Es tan dulce como un Reblochon, por ejemplo.) Apreciado por muchos aficionados que aman su textura cremosa, que corresponde totalmente al gusto actual franco y agradable.
La mejor temporada de consumo de este queso es la primavera el verano y el otoño.
Producido en forma de cilindro alargado de 3 cm de diámetro y 12 cm de longitud y 130 g de peso. Es un queso que precisamente por su formato lo tendremos apto para su consumo en unas dos semanas,
Se recomienda el corte en tabla con hilo metálico, o en su defecto con el cuchillo de hoja fina templado (pasar por agua caliente, secar y cortar), para lograr todas las medidas de corte homogéneas y sin rupturas, incluidas las muy finas para cierto tipo de elaboraciones culinarias.
Si todos los quesos es importante consumirlos a temperatura ambiente, en este es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Una vez llevado a la temperatura adecuada, disfruté de este queso. En verano se puede servir en medallones finamente cortados acompañado con cerezas frescas, junto con uvas rojas, nueces y crujiente pan francés. Para toda temporada con tomates rociados con aceite de oliva o se pruebe de derretir una rebanada delgada sobre una ensalada. Lo acompañaremos de un fresco Sauvignon Blanc.

No hay comentarios: