jueves, 30 de agosto de 2018

Quesuco Verato

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: 45%
Maduración: 10 días
Aspereza: Suave a media
Vino: Nadir (D.O. Vino de la Tierra de Extremadura)
País de origen: España
Región: Cáceres (Andalucía)
Notas: Queso elaborado en la población de Losar de la Vera, municipio situado en la parte central de la comarca de la Vera, Cáceres por "Coolosar" una cooperativa de primer grado agrícola-ganadera dedicada, entre otras actividades, a la elaboración de quesos de cabra con la leche provenientes de las explotaciones de sus socios, aplicando la tecnología a la sabiduría ancestral de los ganaderos de la Sierra de Gredos, haciendo que sabores como el de la jara y el tomillo consigan dar ese punto de distinción que tienen los quesos de La Vera.
El sector ganadero y más concretamente el del ganado caprino ha estado siempre muy ligado a la actividad de la Cooperativa. Fundada en 1955, hasta el año 1992 la cooperativa comercializaba la leche procedente de las explotaciones de los ganaderos pero a partir de este año se inició en la elaboración y comercialización de queso puro de cabra verata.
Actualmente, la cooperativa cuenta con 400 socios. El maestro quesero es Marcelino Aparicio apoyado por una plantilla de 20 trabajadores que elaboran todas las variedades posibles de queso de cabra: fresco, semicurado, curado, tierno y quesuco (fermentación láctica). Todas ellas llegan al consumidor bajo las marcas Veratino, Kicla y este Quesuco Verato, también elaboran una torta de cabra verata llamada Torta de Tio Aurelio. Denominado así en honor al hasta hace poco tiempo fue Maestro Quesero de la cooperativa Aurelio Núñez.
El Quesuco Verato es un queso de coagulación láctica, por lo que no lleva cuajo, está hecho con leche pasteurizada de cabra procedente de piaras de cabras que basan su alimentación en la jara, el tomillo, el brezo y los pastos aromáticos de los campos veratos. El Quesuco es un queso de pasta blanda, que en boca se disuelve sin necesidad de masticar, con un sabor agridulce, que al final recuerda muy suavemente al queso azul gracias al ligero matiz de su corteza, textura cremosa, suavemente granulada y aroma muy pronunciado.
Se convierte en la joya de paladares exigentes, que al saborearlo le trasladan a los tiempos artesanos donde el sabor de la tradición rezuma en cada bocado.
El queso viene en forma de un cilindro alto de 500 gramos aproximadamente.
Este queso consiguió el Primer Premio al Mejor Queso Español en 2001.
Para degustar toda la riqueza de sabores se recomienda el consumo a temperatura ambiente. Es importante comer la corteza, que añade carácter al queso. El Quesuco Verato es ideal para extender sobre pan crujiente, y acompañarlo de frutos secos (almendras, nueces) y frutas frescas, como fresas. También puede enriquecer sopas, salsas y ensaladas a las que les aporta un sabor nuevo e interesante. Disfrute del queso con un vino tinto de la zona.

No hay comentarios: