viernes, 28 de septiembre de 2018

Cabraflor

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza florida
Materia Grasa: 50%
Maduración: 40 días
Aspereza: Suave
Vino: Perles Blanques de Naveran (D.O. Cava)
País de origen: España
Región: Lleida (Cataluña)
Notas: Queso elaborado por Judit Carreira Ruiz en su quesería Formatges de l'Abadessa situada en el centro histórico de La Seu d’Urgell, una población Catalana en la provincia de Lleida. Se trata de una pequeña empresa creada en 2015 desde donde la quesera Judit Carreira, forjada en las mejores queserías del Pirineo catalán, elabora sus propios quesos con leche de vaca y cabra toda, ella proveniente de lecherías del Alt Urgell, y los madura en su bodega de la Seu.
El primer queso que hizo Judit, fue el Fragua, un queso de leche cruda de vaca de coagulación enzimática, pasta semidura y corteza lavada, que tiene la peculiaridad de que se lava con cerveza negra durante la maduración. Es una creación de Judit en colaboración con el quesero Salvador Maura propietario de la quesería Mas d'Eroles y con la Cervecería Santjoanina.
También existe la versión con leche cruda de cabra, llamada Cabressa.
Y este Cabraflor que es, hasta el momento su ultima creación.
Judit Carreira realiza todo tipo de formaciones y catas relacionados con la elaboración del queso. Aparte de formaciones para profesionales, también tienen mucho éxito los talleres para particulares que quieren aprender a hacer queso en casa y también los talleres infantiles.
El Cabraflor es un queso tipo "Torta" de leche pasteurizada de cabra, con corteza florida blanca, coagulación enzimática con cuajo vegetal (se obtiene de los pistilos de la flor del cardo) y madurado con mohos.
El queso posee una delicada corteza comestible fina, blanca y aterciopelada de moho Penicilium Candidum, en su interior la pasta es blanda y cremosa bajo la corteza, algo más firme en el corazón, ligeramente ácido, pero siempre exquisito.
Cuando el queso está en su punto óptimo y bien maduro, apenas a medio cortar lo veréis "exudar": la corteza actúa un poco de contención, pero tan pronto como se abra la pasta sobresaldrá maravillosamente cremosa al exterior. Su sabor es dulce y ligeramente ácido, con agradables sensaciones lácticas y vegetales, muy limpias y elegantes.
El Cabraflor es uno de esos quesos que a simple vista te hace salivar, pensando en la satisfacción que van a tener tus papilas gustativas al comerlo.
El queso se presenta en forma redonda con un peso aproximado de 300 gr.
Es importante consumirlo a temperatura ambiente, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Una vez llevado a la temperatura adecuada, el queso se convierte en cremoso y untuoso, para consumirlo tipo “torta” es decir; se corta la corteza por arriba y se accede al queso casi líquido de su interior, untando un buen pan crujiente. También se puede disfrutar como queso de mesa con frutas y nueces, en baguettes, galletas, o cualquier otro tipo de pan. En tablas de quesos. Combina muy bien con vinos blancos afrutados, champagne o cava.

No hay comentarios: