miércoles, 31 de octubre de 2018

Marianne

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-dura, semiocido, corteza lavada
Materia Grasa: No definido
Maduración: 3 meses
Aspereza: Media
Vino: Pazo Señorans (D.O. Rías Baixas)
País de origen: España
Región: Pontevedra (Galicia)
Notas: Cortes de Muar es una empresa regentada por dos hermanos, Rita y Germán, que forman la segunda generación de una familia de artesanos queseros que se encuentran en el pequeño pueblo de Negreiros, a pocos quilómetros de Silleda en la comarca del Deza, un hermoso valle situado en el centro de Galicia. Elaboran sus quesos de forma tradicional y ecológica, obteniendo una producción limitada realizada con esmero y dedicación.
Los años de experiencia avalan su forma de trabajar, que aunque alejada de los sistemas de producción en serie actuales, conforma la base de un producto excelente que posee un sabor único que evoca tradición, una textura suave y cremosa que sólo se consigue respetando los tiempos de elaboración pausada, y un aroma dulce y cálido. 
Además del mimo y cuidado que imprimen en cada pieza, es fundamental contar con materia prima de calidad. Cortes de Muar se surte de la mejor leche de los proveedores de la zona, cuyas vacas pastan en campos de hierba verde y fresca, con total libertad, recogiéndose en sus cortes a descansar por las noches.
La idea del nombre “Cortes de Muar” nace de considerar la materia prima como elemento primordial en la obtención de un producto excelente. Muar, es el lenguaje de las vacas gallegas que, después de un relajado día en los verdes y frescos pastos, se recogen en su Corte para “muar” sobre las excelencias de los quesos.
Es por ello que cada uno de sus quesos lleva el nombre de una de sus queridas vacas: Marigold, Mimosa, Marianne, y su crema Mandy.
Otra de las cosas por lo que estos quesos llaman la atención es su embase. Es original, divertido y único, y rinden homenaje a las vacas, convirtiéndolas en las auténticas reinas de su corte.
Con aires de queso de alta montaña, pero con el tradicional afinado gallego en heno, surge este queso que rinde sincero homenaje a la alimentación natural de las vacas que dan la leche con la que se elabora.
Tiene una corteza dura, enmohecida y de color amarillo oscuro. Este queso hecho con leche cruda, tiene aromas florales en la corteza, fruto de su maduración envuelto en heno durante 3 meses, y a mantequilla y frutos secos en su interior. Leonard Cohen pensaba que su Marianne era perfecta; ellos piensan lo mismo  de la suya....
Este queso se comercializa en forma de rueda plana con un peso de 2,5 kg aproximadamente la pieza entera.
Este queso, servido a temperatura ambiente es perfecto acompañado de pan, con mermelada de arándanos, o de naranja o miel de acacia. También es adecuado para aperitivos, ensaladas, enriquecer salsas, rallado, y con pasta. Lo acompañaremos de un vino blanco albariño aromático y floral.

No hay comentarios: