viernes, 2 de noviembre de 2018

Muntanyola ecològic pasta tova

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza florecida
Materia Grasa: No definido
Maduración: Entre 15 y 20 días
Aspereza: Suave
Vino: Somiatruites (D.O. Penedès)
País de origen: España
Región: Barcelona (Cataluña)
Notas: Este queso lo elabora Formatges Muntanyola, que forma parte de la Fundació Ampans en su masía de Mas Urpina en Sant Salvador de Guardiola, Barcelona.
AMPANS es una fundación que trabaja para promover la educación, la calidad de vida y la inserción laboral de las personas con discapacidad intelectual, así como enfermedad mental y otros colectivos en riesgo de exclusión, creando y gestionando centros, servicios, programas y apoyos con criterios de excelencia acreditada.
La fundación creó un proyecto social llamado “Viu Urpina” (Vive Urpina): Vivir. Trabajar. Aprender. Disfrutar. Urpina es un proyecto social que AMPANS comenzó a proyectar en 2006 con la donación de la finca a la entidad. A partir de este momento un equipo de personas comenzó a dibujar las primeras actividades que englobaría el proyecto. Recuperar el buen estado de las viñas que habían sobrevivido al peso de la historia y cultivar nuevas hectáreas de cepas de variedades autóctonas, significó el inicio del proyecto Urpina.
Pocos años después, en 2009, harían crecer un hogar para personas con discapacidad intelectual junto a la viña: el Hogar-residencia Urpina, que acoge a personas con discapacidad intelectual; un proyecto armonioso con la naturaleza que les da oportunidades de inserción laboral y reconocimiento social.
El proyecto está vivo y avanza en el tiempo consolidando cada nueva actividad con el objetivo de generar nuevos puestos de trabajo en un entorno privilegiado. Desde finales de 2015, Urpina también acoge un nuevo equipamiento, una quesería artesanal y una explotación de cabras para asegurar el abastecimiento de calidad de la leche. Desde entonces la quesería emplea a 13 personas, que elaboran unos de los quesos más premiados de nuestro país. Puede encontrar más de una quincena de variedades de queso de diferentes tiempos de curación, con 4 tipos de leche: cabra, vaca, oveja y búfala. Es un hecho muy poco habitual que una quesería pueda elaborar con 4 tipos de leche, pero las instalaciones punteras de la quesería de Urpina permiten trabajar, preservando la máxima calidad del producto.
El rebaño de Urpina, con 300 cabras, abarca la producción de esta variedad y el resto de quesos se elaboran con leches de proximidad: la de vaca ecológica de Collsuspina (Moianès), la de oveja de Corroncui (Alta Ribagorça) y la de búfala de Palau-Saverdera (Alt Empordà).
Desde el cuidado que se dedica al ganado, pasando por los diversos procesos de obtención tan esenciales como el ordeño, la elaboración y la curación, hasta que llegan a su mesa, intervienen personas que transmiten su pasión en cada queso.
Entre esos quesos tenemos este “Muntanyola ecològic pasta tova”. Se trata de un queso del tipo Camembert, de pasta blanda con corteza florecida elaborado con leche de vaca de origen ecológico con certificación del (CCPAE) Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica, (es la autoridad pública de control encargada de auditar y certificar los productos agroalimentarios).
Nos encontramos ante un queso delicado, fino, fruto de la paciencia y las buenas manos que lo han elaborado. Su corteza comestible es blanca y frágil con un ligero punto crujiente, está corteza protege en su interior una pasta blanda, firme y flexible, de color blanco amarillento, con sabor a mantequilla y avellanas tiernas, y adquiere un sabor fuerte a medida que madura.
Es muy importante servir siempre todos los quesos a temperatura ambiente y en este concretamente es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices.
Más allá de la textura untuosa de la pasta y del gusto tan refinado de este queso, y más allá de su aspecto impecable, encontramos en la experiencia gustativa del "Muntanyola ecològic pasta tova" un sabor y una calidad exquisitas. Es un queso suave y cremoso, sin ser fluido, se presenta maravillosamente en una tabla de quesos, si por el contrario el queso esta en el punto de proteólisis lo puede disfrutar como una torta, es decir; comiéndolo con una cuchara, o untando con una crujiente rebanada de pan, también es ideal para hacer una fondue.
Queso para disfrutar con un buen vino blanco afrutado de intensidad aromática media para no enmascarar el sabor del queso.

No hay comentarios: