sábado, 16 de febrero de 2019

Cabrita

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza natural florida
Materia Grasa: 45%
Maduración: Mínimo 14 días
Aspereza: Suave
Vino: Pomum Riesling (D.O. Columbia Valley)
País de origen: Estados Unidos
Región: Maryland
Notas: Este queso lo elabora la Firefly Farms, ubicada en la meseta Allegheny de Maryland. La quesería nació gracias a una colaboración entre un pequeño grupo de vecinos, que decidieron entrar en el mundo del queso artesano. En el año 1997 los cuatro fundadores de “Fireflies” adquirieron una granja de 130 hectáreas, inicialmente tenían su propio rebaño de cabras. En el 2006 optaron por concentrar todos sus esfuerzos en la fabricación de queso. Por lo que se desprendieron de su rebaño de cabras y hasta el día de hoy, compran la leche a un grupo local de agricultores Amish.
El Cabrita es un queso de estilo "crottin" de 115g, de tamaño convencional, que tiene una textura maravillosamente cremosa y esponjosa y un sabor limpio y ácido.
Para hacer el Cabrita se parte del queso de cabra fresco que elabora Firefly Farms llamado Allegheny Chèvre, al que se le añade sal adicional y desarrolla en la superficie de su corteza una flora natural o moho, el “Geotrichum Candidum”. Tiene una maduración de al menos 14 días y, gracias a los cuidados diarios y la manipulación cuidadosa de la sala maduración, el Cabrita puede desarrollar su corteza rugosa, característica de este estilo de quesos franceses clásicos.
El Cabrita presenta sutiles notas de hierba y limón, y se muestra inmediatamente satisfactorio en la lengua. Es menos ácido que el queso fresco, con una delicada textura sedosa que los amantes del queso de cabra seguro disfrutarán.
Si todos los quesos es importante consumirlos a temperatura ambiente, en este es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices.
Es ideal para los gastrónomos que desean ofrecerse un pequeño tentempié, cualquiera que sea la hora del día. Desmenúzalos en una ensalada, derrítelos sobre la pasta y la pizza, o mézclalos con especias y sírvelos en tostadas. Se funde a la perfección, es versátil en la cocina y combina bien con muchas mermeladas y jaleas diferentes. Disfrútelo con frutas frescas (cuando sea el tiempo de las fresas). Marida muy bien con vinos blancos como un Chardonnay o un Riesling.

No hay comentarios: