lunes, 4 de marzo de 2019

Le Cupidon

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada y rodeada con un cinturón de abeto
Materia Grasa: 45%
Maduración: Desde 4 semanas a 2 meses
Aspereza: Media
Vino: Virginie de Valandraud (D.O. Saint-Émilion)
País de origen: Francia
Región: Ariège (Occitania)
Notas: Este queso artesano lo elaboran Marie-Suzanne y Philippe Garros en su granja la Ferme du Col del Fach situada en un remoto valle de los Pirineos de Ariège, un departamento francés situado al sur de Francia y muy cercano a Andorra, que forma parte de la región de Occitania.
Se trata de una granja tradicional con casa de piedra, situada en un entorno natural y salvaje, en medio de las montañas de Col del Fach. De las pocas cabras iniciales que tenían cuando crearon la quesería a principios de los años 90, han pasado actualmente a más de 300 y también están transformando la leche de vaca y la leche de oveja de dos productores vecinos. Hoy Philippe Garros ha dado paso a su hijo Anaël, para que la historia de esta hermosa familia de "campesinos cátaros" continúe deleitándonos con sus creaciones.
En Ferme du Col del Fach ofrecen la posibilidad de comprar los productos que producen: quesos muy originales con textura aterciopelada, fundida o cremosa, queso de cabra de los Pirineos, crottins y diversas especialidades de la granja.
El Cupidon (Cupido) es un queso de reciente creación: fue lanzado en 2014 por Philippe y Marie-Suzanne Garros. ¡Un nombre dado para celebrar veinte años de vida en común! Está inspirado en el Cabri Ariègeois, uno de sus quesos estrella, que a su vez se inspiro en el Vacherin.
Con la diferencia que si el Cabri Ariègeois es de leche de cabra, el Cupidon por el contrario se hace con leche entera y cruda de oveja de raza Lacaune, comprada a un criador vecino. Se presenta en forma de un gran disco de 8 cm de diámetro y pesa 200 gramos. Muy untuoso, tiene la particularidad de estar atado con un cinturón de abeto, todo presentado en una cajita de lámina muy delgada de madera sin tapa para mostrar su hermosa corteza plisada. Se necesitan de cuatro a seis litros de leche, según la temporada, para hacer un Cupidon: la riqueza de la leche de oveja varía mucho en el curso de los meses.
Los lavados regulares en bodega contribuyen a su flexibilidad y sabor. Un sabor particularmente amplio en boca, gracias a una pasta suave, tersa y cremosa, con notas florales y de avellanas que se mezclan con acentos de resina traídos por la correa, generalmente alcanza su punto óptimo después de dos meses de maduración.
Este queso fue galardonado con la medalla "Super Gold" en el Mondial du Cheese, celebrado en Tours, el 9 de junio de 2015.
Cremoso, o incluso fluido cuando está muy maduro, el Cupidon se disfruta con una cuchara o untando generosamente pan. Sin embargo, a diferencia del Vacherin, el Cupidon no aprecia demasiado el calor. ¡No es especialmente adecuado para usar como cobertura caliente sobre las patatas! Su bello aspecto lo convierte en un queso de mesa por excelencia. Lo serviremos regado con buen vino tinto de uvas Merlot.

No hay comentarios: