viernes, 24 de mayo de 2019

Thollon

Leche: Vaca
Tipo: Pasta dura, prensada semicocida, corteza cepillada
Materia Grasa: 45%
Maduración: De 3 a 8 meses
Aspereza: Suave a media
Vino: Arbois Savagnin (D.O. Vins de Savoie)
País de origen: Francia
Región: Saboya (Auvernia-Ródano-Alpes)
Notas: Actualmente este queso solo lo fabrica un productor la Fromagerie Vesin ubicada en Thollon-les-Mémises una población francesa situada en el departamento de Alta Saboya, en la región de Auvernia-Ródano-Alpes. Thollon es un auténtico pueblo saboyardo, que goza de impresionantes vistas del lago de Ginebra, la Riviera de Vaud y los Alpes berneses.
Vesin es una quesería familiar, que produce quesos artesanales desde 1900, que transmite su pasión por los quesos bien hechos de generación en generación.
Un queso de leche cruda parcialmente desnatada de vaca, el Thollon es uno de los últimos representantes de los quesos magros de Saboya. Antiguamente vinculado a la fabricación de mantequilla, este queso saboyardo se reservaba para el consumo familiar diario y no se comercializaba.
Con un contenido de grasa del 30%, pertenece a la familia de las pastas prensadas semicocidas. Se presenta en forma de una rueda cilíndrica con lados rectos, de unos 50 cm de diámetro y 10 cm de altura, de 5 a 12 kg. de peso.
Con leche cruda desnatada, se asemeja al Abondance, pero es más seco y más firme. El Thollon requiere una maduración más larga entre 3 y 8 meses, su pasta amarilla tiene pequeñas aberturas y su corteza de color naranja se va volviendo marrón con a maduración. Al tacto la corteza es ligeramente pegajosa.
Al paladar resulta de sabor pronunciado con notas vegetales de pastos, a veces acompañado por un ligero regusto amargo, siempre en todo caso agradable.
Al paladar resulta de sabor pronunciado con notas herbáceas y aromáticas, a veces lechosas y dulces. Adquiere aromas aún más complejos y seductores con el paso del tiempo.
La forma de consumo tradicional es solo, con una rebanada de pan. También puede usarse como ingrediente en platos locales como queso derretido sobre patatas hervidas, agregando cantidades generosas de mantequilla. Es igualmente delicioso cuando se sirve en una tabla de quesos, bocadillos o sándwiches. Marida especialmente bien con vinos blancos ligeros y afrutados, en particular con un vino de Saboya.

No hay comentarios: