martes, 25 de junio de 2019

Le Béret

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza florida con o sin carbón
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 1 a 2 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Domaine du Château (D.O. Béarn)
País de origen: Francia
Región: Pirineos Atlánticos (Nueva Aquitania)
Notas: El Béret es un queso de leche cruda de cabra, pasta blanda y corteza natural, creado y madurado por Louis-Gabriel Madec y Camille Condon en su quesería Les Saloirs de Louis situada en Précilhon una población francesa del Alto Bearne en el departamento de Pirineos Atlánticos en la región de Nueva Aquitania.
Tiene la forma de una boina y existe en dos versiones: ceniza y pimienta de Espelette. El béret (boina en español) es una prenda de uso corriente en las zonas rurales; siendo muy utilizada entre los pastores bearneses de donde procede este queso.
Su corteza vermiculada (formando pequeños surcos) está cubierta con un fino vello blanco. Tendrá un bonito color negro cuando esté cubierto con ceniza y rojo cuando esté espolvoreado con pimienta de Espelette.
En su versión de ceniza, la pasta del Béret es muy blanca, homogénea y lisa, mientras que en la versión de pimienta de Espelette, su pasta es de color naranja pálido y tiene la misma textura.
En boca, es un queso con sabor a cabra, fresco y con una nota de acidez.
El pimiento de Espelette aporta además un sabor especiado sutil pero bien marcado, sin llegar a ser agresivo ni demasiado picante, su gusto es afrutado y ligeramente salado, la combinación de la leche y las especias no van a dejar indiferente a nadie. Tanto es así que Le Béret en su versión con pimiento de Espelette recibió la medalla «Super Gold», el más alto honor del Mundial del Queso 2019 celebrado en Tours.
Como ya he dicho este queso se comercializa con la forma redonda tan distintiva de las boinas, incluido con su "cabillou", es decir la pequeña << cola >> en la parte superior, con un peso de 120g.
Es importante comer este queso a temperatura ambiente para degustar mejor su riqueza de sabores. Combina bien con frutos secos o nueces, acompañado de un crujiente pan de payes, funde muy bien, por lo que también, es ideal en ensaladas y sopas. Se recomienda acompañar con vinos tintos afrutados de la zona.

No hay comentarios: