domingo, 25 de agosto de 2019

La Téoulette

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, corteza florida y con ceniza
Materia Grasa: No definido
Maduración: Mínimo 7 días
Aspereza: Media
Vino: Château Neyrac (D.O. Pécharmant)
País de origen: Francia
Región: Occitania
Notas: La Lozera quizás no sea el departamento más emblemático por sus especialidades de queso, ¡pero vale la pena conocerlos! La Téoulettee un queso de leche cruda de oveja, de pasta blanda y corteza florida cubierta con ceniza. Es fabricado por la Fromagerie Le Fédou de Hyelzas establecida desde 1990 en el pequeño y pintoresco pueblo de Hyelzas (Hures La Parade) en el departamento de Lozera en la región de Occitania. 
La quesería está especializada en la producción de quesos de leche cruda de oveja. Una gran parte de la zona de recolección de la leche se encuentra en el Parque Nacional de Cevennes, sobre el Causse Méjean y el Causse de Sauveterre, a unos 1.000 metros sobre el nivel del mar, en una meseta que se extiende cerca de 336 kilómetros cuadrados.
Durante todo el año, la cooperativa recoge leche de oveja de 11 productores cuidadosamente seleccionados. Todas estas granjas practican la agricultura sostenible, y extensiva. 
La quesería ofrece una gama de 20 quesos tradicionales que van desde los de pasta prensada hasta los de pasta blanda (Tomme du Fédou, Souréliette de Fédou, Titounet, Bergeronnette, El Sounal, Le Claousou)  incluido este La Téoulette creado en septiembre del 2014.
La Téoulette es un queso rectangular, plano, bastante ordinario en su forma. Pero en boca, es otra historia: su fluida pasta coloniza el paladar, allí se encuentran los sabores agradables y frescos de la leche de oveja.
Al corte, bajo su corteza crestada y oscura por la ceniza, nos ofrece el magnífico contraste de una pasta de color marfil que destaca por su textura untuosa y sedosa.
Los potentes aromas contrastan con la textura fundente. La Téoulette deja una huella en la boca, ¡una firma! ¡Felicidad para los amantes del queso con carácter!
El Téoulette se cura sobre paja natural.
Tradicionalmente, en el Causse Méjean las construcciones estaban cubiertas de losas de piedra caliza, llamadas "téoulas" en occitano (tejas en español). En la base del tejado, las losas son anchas y grandes, cuanto más alto se sube, más pequeñas son, las "téoulas", pasando a llamarse "téoulettes". Su forma y su tonalidad gris ceniza recuerdan a la corteza de este queso de ceniza, de ahí surgió el nombre.
Es importante consumir el queso a temperatura ambiente para saborear toda su fragancia de matices.
La Téoulette es ideal para extender sobre pan, y acompañarlo de frutos secos y mermeladas de frutas o verduras. En aperitivos. Los vinos apropiados son los de proximidad como un Pécharmant, pero un vino blanco de cepas Chenin Blanc será otra buena opción.

No hay comentarios: