domingo, 15 de septiembre de 2019

Le Roumé

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza florida cubierta de ceniza
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 1 a 2 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Saget Terres Blanches (D.O. Pouilly-Fumé)
País de origen: Francia
Región: País del Loira
Notas: El Roumé es un queso "fermier" (de granja) elaborado con leche cruda de cabra, de pasta blanda y corteza natural con cenizas, producido en agricultura biológica por la GAEC (Agrupaciones Agrícolas de Explotación Común) de Roumé  situada en el pueblo de Yzernay en el departamento de Maine y Loira en la región de País del Loira.
En la granja familiar de Roumé, son 4 agricultores: Luc, Olivier, Xavier y Julien, especializados en la cría de cabras y la fabricación de queso de leche cruda. El rebaño consta de 200 cabras alpinas.
Desde 1972, la explotación está en la agricultura biológica. Los animales de la granja se alimentan de hierba, heno, cereales, col y remolacha, sin ensilaje. Los forrajes se producen en sus tierras.
Producen quesos de cabra con sabor fresco, natural, madurado y de textura refinada, como este Roumé.
El Roumé, en su versión llamada "Pointu affiné cendré" (puntiagudo afinado en ceninza), en forma de cúpula de unos 220 g, se presenta con una corteza, de color blanco crema, bellamente plisada y sus relieves contrastan con la ceniza.
Su pasta densa es de color blanco puro y su textura es suave.
En boca, es un queso fundente con sabores lácticos perfectamente equilibrados.
No ha envejecido mucho, lo que significa que es suave y untable, como debería ser un buen queso de cabra fresco. El sabor es salado y dulce, con solo una pequeña espiga de cabra.
Este queso satisfará tanto a los conocedores de los quesos de cabra como los más novatos.
Es un queso estacional, se elabora normalmente de abril a diciembre (el quesero respeta el ciclo natural de cría de las cabras) cuyo periodo de degustación alcanza su punto óptimo en primavera y no está disponible en invierno.
Es importante comer este queso a temperatura ambiente para degustar mejor su riqueza de sabores. Combina bien con frutos secos o nueces, acompañado de un crujiente pan de payes. Sus aromas le hacen ideal para untar con mantequilla sobre una baguette, o desmigado en una ensalada verde. Con respecto a las combinaciones de vinos, este queso combina muy bien con los vinos blancos de su región del Loira.
Fuentes consultadas y foto: Le Guide du Fromage

2 comentarios:

Unknown dijo...

Bones! Vengo de la feria del queso de Lladó, Alt Empordà. Ya hace 4 años allí compré un queso curado de vaca muy madurado enterrado literalmente en ceniza. No doy con el, al menos con el nombre. Moltes gràcies.

Marti Vicente dijo...

Con las pistas que me das, es muy difícil saber de qué queso hablas. ¿Era blando, semiduro, duro, Catalán, Español, Francés?
La gran mayoría de los quesos blandos, con ceniza, son o de cabra o de oveja, muy pocos de vaca.
Como no sean el "Palet Cendrat" de la quesería del Mas Borni, o el "Costa Negra" de Tros de Sort no se me ocurre cual pueda ser, (ambos están en mundoquesos.com).
Por último quiero recordarte, que algunos quesos que se hacían hace cuatro años, es posible que ya no se hagan actualmente., el mundo de los quesos es muy cambiante.
Siento no poder ayudarte más.
Martí Vicente