lunes, 16 de septiembre de 2019

Mare Terra

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-blanda, corteza natural florida
Materia Grasa: Mínimo 45%
Maduración: De 3 a 4 meses
Aspereza: Suave
Vino: Sanmarti 1018 (D.O. Pla de Bages)
País de origen: España
Región: Cataluña (Girona)
Notas: Este queso es una creación de Pere Pujol propietario de Productes Làctics Molí de Ger. El Molí de Ger es un molino en desuso del municipio de Ger (Cerdanya) que forma parte del Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Cataluña. El Molí de Ger (Molino de Ger) es una casa de payes que como el topónimo indica se desarrolló históricamente la actividad de moler harina con muelas de piedra aprovechando la fuerza hidráulica de una derivación del río Segre.
Esta actividad siempre se combinó con la agricultura y la ganadería y es esta última la que ha pervivido hasta nuestros días generación tras generación.
Actualmente la empresa familiar se centra en el sector de producción de leche bovina de la raza frisona. El hecho de ser productores lecheros propicia que se elaboren productos a partir de leche directamente de la propia explotación pudiendo controlar así de primera mano la calidad de la leche cruda, en un entorno y un clima óptimos para el desarrollo de la actividad quesera.
El Mare Terra (Madre Tierra) es un queso artesano tipo “tomme” francesa. Tomme” significa “trozo” y es el término general utilizado por los maestros queseros para referirse a los quesos de pasta semidura.
Es un queso de leche cruda de vacas de la propia explotación, fermentos termófilos y mesófilos (los fermentos o cultivos lácticos son microorganismos (bacterias) que tienen la capacidad de consumir la lactosa presente en la leche para convertirla en ácido láctico. Este proceso se suele llamar fermentado o acidificado de la leche y tiene como primer resultado evidente el cambio de sabor, bastante ácido y los cambios de textura, normalmente más espesa).
Sus notas olfativas son intensas y nos regalan aromas de humedad, de bosque y a hierba mojada. Su textura es elástica y muy fundente en boca.
Sus sabores son lácticos, a mantequilla y muy herbáceos, con un agradable regusto amargo.
Este queso se comercializa en formato cuadrado con unos 800 gr de peso.
Como siempre, es aconsejable llevar el queso a la temperatura ambiente antes de disfrutar para obtener toda la gama de sabores que nos puede ofrecer este queso.
Su apariencia rústica y textura suave lo convierten en una elección perfecta para una tabla de quesos, también combina bien con frutos secos y con ensaladas. Es perfecto para bocadillos acompañado con pan, o sobre patatas cocidas, o en platos cocinados con pasta. Acompañado de un vino tinto joven con crianza, DO Pla de Bages.

No hay comentarios: