sábado, 21 de septiembre de 2019

Tomme de Verbier La Catelle

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-blanda, corteza lavada
Materia Grasa: 50%
Maduración: Entre 4 y 5 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Germanier Petite Arvine (D.O. Valais)
País de origen: Suiza
Región: Valais
Notas: Este queso lo elabora la Laiterie de Verbier, una cooperativa situada en Verbier una localidad alpina ubicada en el cantón suizo de Valais en el corazón del Val de Bagnes. Glaciares, montañas nevadas, vacas y modestos pueblos de montaña caracterizan al alto Val de Bagnes, una de las mayores reservas naturales de Suiza.
La Laiterie de Verbier es una empresa familiar dirigida por Roger Dubosson y su hijo Marc. La quesería fue fundada en los años 60, y se suministra de 13 productores de leche, 5 en Verbier y 8 en Le Châble (un pueblecito cercano). La región es conocida por sus Raclettes, pero esta tomme de vaca de corta maduración está más cerca de un Reblochon.
Después de haber ganado el “Swiss Cheese Award” en 2014, han demostrado su compromiso de ofrecer productos de calidad.
Llevados por un deseo de servicio y de innovación, la Laiterie de Verbier produce actualmente yogures artesanales, ofrecen también un distribuidor de fondue las 24 horas del día y los 7 días de la semana y un servicio de entrega por correo. La tienda ofrece además de sus quesos, yogurt y leche fresca, productos locales y artesanales (embutidos, jugos frescos y mermeladas).
La Laiterie de Verbier aparte del Raclette también se especializa en Tomme de Verbier con dos variedades diferentes. El Tomme du Bougne y este Catelle de leche cruda. La lechería trabaja exclusivamente con la leche de vacas de la raza Herens también conocidas como Eringer. 
La Catelle debe su nombre en los combates de vacas tradicionales en Valais. Las vacas Herens son una raza antigua y combativa por naturaleza. Al subir a los pastos de montaña, estas vacas luchan cuernos con cuernos. La ganadora o "reina" se convierte en la cabeza del rebaño durante la temporada. Este fenómeno es el origen de la tradición de los combates de vacas en Valais.
Cada pequeña tomme se elabora con la leche cruda de vacas de la raza Herens que pasta en pastos de alta montaña durante los meses más cálidos, y solo come pastos secos de los mismos pastos durante los meses más fríos. Es un queso de corteza lavada similar en estilo al clásico Reblochon de Saboya, pero un poco más graso y un poco más suave.
El Tomme de Verbier “La Catelle” tiene una corteza de color rosa anaranjado, ligeramente húmeda y esponjosa al tacto. La pasta es suave y sedosa, abombada a medida que se calienta. Los sabores son lechosos, acídulos y caldosos, con notas de nueces y tostadas con mantequilla.
Es importante comer este queso a temperatura ambiente para degustar mejor su riqueza de sabores. Para disfrutar mejor de este queso lo ideal es comerlo solo simplemente emparejado con cualquier tipo de galleta salada o con sabor. Es súper fácil de comer, un poco dulce, y la masticabilidad absolutamente perfecta (¡casi se derrite en la boca!). 
Este queso es un gran sustituto del Reblochon en una Tartiflette. La tartiflette es una receta saboyana, que existe en una multitud de versiones. Contiene queso, patatas cocidas, cebollas, bacón, crème fraîche, pimienta, a veces algo de vino blanco, y se sirve todo junto gratinado. Este queso, funciona de maravilla con vinos blancos de la zona.

No hay comentarios: