viernes, 22 de noviembre de 2019

Queso Doble Crema

Leche: Vaca
Tipo: Queso fresco de pasta hilada, sin corteza
Materia Grasa: 60%
Maduración: No precisa
Aspereza: Suave a media
Vino: Ventisquero Grey Chardonnay (D.O. Casablanca - Chile)
País de origen: Colombia
Región: Valle de Ubaté y Chiquinquirá
Notas: Fueron los españoles los que llevaron el queso a América. Cuando Cristóbal Colón partió del Puerto de Palos el 3 de agosto de 1492, llevaba consigo pescado, tocino, galletas, harina, vino, agua y aceite de oliva, que constituían la dieta de los marineros en el Mediterráneo. Esperaba reabastecerse en las canarias. Según los historiadores, fue allí donde las naves lograron abastecerse con quesos de la isla de La Gomera, especialmente adecuados para su transporte en un buque de la época. Fueron estos los primeros quesos que llegaron al continente americano.
En Colombia la mayoría de los quesos que se consumen son frescos, para su fabricación la leche más utilizada es la de vaca, hoy día las diferentes industrias han estandarizado los procesos de fabricación, haciendo de estos quesos productos de consumo seguro y de calidad más uniforme. Para no tener problemas solo se emplea leche fresca que garantiza un producto de primera calidad. El consumo per cápita de queso en Colombia es de 1,20 kg por persona, siendo Antioquia la región que presenta un mayor consumo de este alimento con 4,24 kg por persona al año, aún muy alejado de los 7.78 kilos que se consumen es España.
El Queso Doble Crema, es un manjar que lleva muy bien puesto el sello del campo colombiano, pues se elabora desde hace décadas en el altiplano cundiboyacense, en los municipios de Chiquinquirá y Ubaté.  
Elaborado con leche entera y pasteurizada de vaca. Su sabor suave, aroma a leche fresca, superficie brillante sin corteza ni ojos, su consistencia es firme, su textura lisa y su color blanco marfil, sugieren que es un queso fresco, ácido, semigraso y de pasta hilada. Es decir, que en el proceso de elaboración se cambia la estructura del queso para convertirlo en una tela completamente elástica, lisa y brillante. Para lograrlo es necesario estirar cientos de veces una cuajada caliente que puede alcanzar temperaturas cercanas a los 70 grados centígrados, fundiendo las proteínas y ordenando las fibras del queso.
El salado no se efectúa por medio de salmuera, sólo se realiza durante el proceso de hilado proporcionando un sabor más homogéneo. En el paladar es cremoso, suave y de notas ácidas. De aroma fresco y láctico al corte, con un tono levemente ácido como de crema agria.
La vida útil de este queso es de 30 días, aproximadamente, siempre y cuando se mantenga refrigerado. Debe consumirse fresco para obtener su sabor tierno, cremoso con asomos de acidez.
Es un ingrediente habitual en la gastronomía colombiana, por ejemplo, en los famosos aborrajados, arepas, platillos gratinados. Se le puede agregar a una mezcla de verduras con dados de pollo, un poco de guacamole y, claro, el queso doble crema rallado o en tiritas. También lo puedes usar como complemento de pastas, como macarrones, tallarines o espaguetis. Otra forma habitual de disfrutar del queso doble crema es como ingrediente en cualquier tipo de ensalada o como ingrediente para elaborar dulces; los flanes y los pasteles de queso son increíbles, también con las brevas, con arequipe o dulce de leche, entre otras preparaciones culinarias. Se puede maridar con vinos suaves, como el Chardonnay.

No hay comentarios: