martes, 10 de diciembre de 2019

El Claustre

Leche: Oveja
Tipo: Pasta dura, corteza natural
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 6 a 9 meses
Aspereza: Media
Vino: Acusp (D.O. Costers del Segre)
País de origen: España
Región: Lleida (Cataluña)
Notas: Este queso lo elabora la Formatgeria del Miracle. Se trata de un proyecto cooperativo situado al sur de la comarca del Solsonés, en el municipio de Riner, en lo que se conoce como el prado de la Bassadòria. Más concretamente dentro del Santuario del Miracle, un entorno inmejorable en la comarca repleto de obras artísticas y arquitectónicas de gran valor. Este monasterio hoy acoge una pequeña comunidad benedictina proveniente del monasterio de Montserrat. Los monjes cuidan del Santuario, de su misión, de su promoción, y ponen todo el interés en la acogida de los visitantes y de los que se alojan al abrigo de este lugar de paz.
La quesería, abierta al público, ocupa las antiguas cocinas del monasterio, un equipamiento que había caído en desuso desde hacía ya unos años, se convierten hoy en el lugar que acoge este proyecto. Los monjes han cedido el espacio para facilitar la puesta en marcha del proyecto.
La quesería está operativa desde Diciembre del 2017, aunque el proyecto se empezó a gestar y preparar desde hace ya tres años. La cooperativa es el fruto de la voluntad de Silvia Soler y Marc Pla de sacar adelante un proyecto que trasladara también al ámbito económico su manera de pensar y vivir pudiendo disfrutar del privilegio de estar cerca de aquello y de aquellos que aman, contribuyendo a preservar el territorio, al tiempo que nos ofrecen productos de calidad. Actualmente la quesería está operada únicamente por Silvia, puesto que Marc tuvo que abandonarla por motivos personales. Por lo que este queso “El Claustre” es una creación exclusiva de esta brillante quesera.
Su actividad económica se centra en la elaboración de quesos de leche cruda de oveja y cabra, también hacen yogures de leche pasteurizada de oveja. La quesería se suministra de leche de un socio de la cooperativa, Joan Esteve, por lo que técnicamente se puede decir que es un rebaño propio. Este rebaño se encuentra muy cerca de la quesería, concretamente en San Climenç, un pequeño pueblo perteneciente al municipio de Pinell de Solsonès.
La Quesería del Miracle se suma a iniciativas existentes que ponen en valor el territorio donde se encuentran como son el Santuario del Miracle y su oferta de alojamiento, el restaurante "El Miracle", que incluye una tienda de productos hechos por artesanos del Solsonés, y el equipamiento Solsonés Barroco, que nos invita a descubrir el patrimonio histórico-artístico de la comarca.
La voluntad de la Formatgeria del Miracle es de ampliar sus líneas de trabajo, si es necesario con nuevos socios, siempre poniendo en práctica los principios del cooperativismo. Trabajan para que su actividad económica sea respetuosa con el territorio ofreciendo productos de proximidad y haciendo posible los valores cooperativos de igualdad y democracia en la toma de decisiones cotidianas.
El otro signo de identificación entre los quesos y el Santuario son los nombres de cada modalidad que comercializan. Su primer queso se llamó "Les Cuines" (las Cocinas) en honor al lugar donde están ubicados, y todos los demás quesos que hacen son con nombres que tienen que ver con el Santuario del Miracle, Quesos como "La Gàrgola" (la Gárgola) ese ser mitológico que recoge el agua de los tejados y la escupe por la boca sobre los campos y calles, o el "Barroc" (Barroco) nombre que proviene del magnífico retablo barroco que hay en el Santuario, y por supuesto, este queso "El Claustre" (El Claustro) del que ahora os explico algunos detalles.
El Claustre, es un queso de leche cruda de oveja, curado durante seis a nueve meses en una cava completamente natural, donde, una de las paredes que la forman es la de un depósito de agua de más de medio millón de litros de agua de lluvia, situado debajo del claustro del monasterio (de ahí el nombre). La cual, da a la cava una humedad óptima para la maduración y que aportan al queso su humedad característica y los mohos, que le dan su particular sabor, dulce, a nueces, con aroma a mantequilla, avellanas tostadas y tofe (caramelo en almíbar).
El Claustre ganó la medalla de oro en la categoría de quesos de leche de oveja con cuajada enzimática, (una de las categorías con más prestigio y que más participantes reúne) en el concurso de quesos artesanos del Pirineu que se celebró en la 25ª Fira de Sant Ermengol en La Seu d'Urgell.
El Claustre se comercializa en forma de ruedas de unos 5 kg, (Por supuesto se puede adquirir en cuñas de tamaño a su elección).
Es importante consumirlos a temperatura ambiente, si quiere saborear toda su fragancia de matices. 
El Claustre se puede disfrutar de innumerables maneras y en todas las estaciones. En cocina se integra perfectamente con muchos platos, desde simples hasta complejos. En bocadillo, con nueces o membrillo, en ensaladas, calentado a la plancha sobre pan y para ligar salsas o rallado. 
Este queso permite el maridaje de un vino tinto con un sabor potente, complejo y frutal o incluso una buena cerveza artesanal.

No hay comentarios: