martes, 9 de junio de 2020

Le Galet Bleuté

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza florida o natural
Materia Grasa: 45%
Maduración: De 30 a 40 días
Aspereza: Suave
Vino: Comte Lafond (D.O. Sancerre)
País de origen: Francia
Región: Cher (Centro-Valle de Loira)
Notas: El Galet Bleuté (guijarro azulado) es un queso de leche cruda de cabra, de pasta blanda y corteza natural, elaborado en la región Centro-Valle de Loira y curado en la misma región por la sociedad Dubois-Boulay ubicada en Chavignol. 
Aquí es donde la quesería Dubois-Boulay cultiva el arte de la maduración desde hace generaciones.
En 1896 Moïse Boulay, fue el primer afinador de "Quesos de Cabra" en Chavignol, una pequeña aldea francesa situada en el departamento de Cher, en los viñedos del Sancerrois.
Después de su muerte en 1922, su esposa Léontine continuó el trabajo iniciado y transmitió la antorcha a su yerno, Georges Dubois, continuado por su hijo y su nieto.
El Galet Bleuté es un primo cercano del Crottin de Chavignol. Obtuvo una medalla de oro en el concurso general agrícola.
La maduración adicional, se dejó unas semanas más en la bodega para darle una sutil afinación azulada bajo su bonita corteza con reflejos grises azules, permitiendole también desarrollar una fragancia de sotobosque y aromas más intensos.
Elaborado con leche cruda de cabra, este pequeño queso cilíndrico de 6,5 centímetros de diámetro y 2,5 centímetros de altura. Su peso es de 60 gramos.
Su esponjosa corteza marfil se cubre con un plumón blanco a gris azulado.
Su pasta es densa y blanca en su corazón y de color crema, lisa y untuosa bajo la corteza.
En nariz, el Galet Bleuté ofrece un aroma de bodega y champiñones.
En boca es un queso cremoso con un dulce aroma a sotobosque. Con el paso del tiempo, forja su carácter distintivo con notas caprinas bastante pronunciadas.
Si todos los quesos es importante consumirlos a temperatura ambiente, en este es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices, por lo que se aconseja sacarlo del frío una hora antes de consumirlo.
Los quesos jóvenes, son exquisitos acompañados con higos dulces maduros y frutas frescas. Los más curados, sugiero saborearlos calentándolos con tostadas de pan de nueces rociadas con aceite de oliva y pimienta. También vale la pena en una ensalada de tomates verdes. Lo maridaremos con un Sancerre blanco.
Foto: Le Guide Du Fromage

No hay comentarios: