jueves, 18 de abril de 2019

La Pelta

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Materia Grasa: 45%
Maduración: De 10 a 45 días
Aspereza: Suave
Vino: Crocus Paul Bertrand Atelier (D.O. Cahors)
País de origen: Francia
Región: Mediodía-Pirineos (Occitania)
Notas: Este queso lo elabora la Fromagerie Le Bois d’Amalthée, (El Cuerno de Amaltea, en español) en su granja Mas La Farge. La historia de la quesería comienza en 1996 en Cazillac, en el norte del departamento de Lot, en el punto de intersección de las tres regiones; Quercy, Auvernia y Périgord. Tres socios, Sandrine, Franck y Thierry deciden unirse en torno a una profesión y una pasión: criador, productor y quesero, para hacer queso de cabra con la leche de su rebaño. Desde entonces, otras seis personas se han unido a ellos para producir anualmente 50 toneladas de queso con la leche de sus 250 cabras, a la que se añade la leche recogida en las granjas vecinas. Todos los quesos se elaboran con leche cruda y se moldean a mano, se refinan en el lugar y se voltean diariamente.
Como buenos afinadores, supieron cómo adquirir y desarrollar su saber hacer para dar forma a los quesos llenos de autenticidad y originalidad para un placer garantizado. Y siempre con el mismo entusiasmo se sienten orgullosos de mostrarles los quesos y un modo de producción respetando la naturaleza y las estaciones. Ellos elaboran una variedad única de quesos originales y tradicionales. Esta selección de quesos se extiende desde los grandes clásicos ineludibles hasta las especialidades más sorprendentes, como este La Pelta.
Tanto el nombre de la quesería, como el símbolo del cuerno de la abundancia dibujado con pimienta dulce sobre la cara superior del queso, tienen su origen en la mitología griega, concretamente en el mito de Amaltea, que personalmente me parece una historia tan bonita, que no puedo resistirme a contarla; Con el fin de no ser devorado por su padre Cronos, Zeus fue puesto a salvo por su madre Rea, en el Monte Ida. Allí fue confiado al cuidado de la ninfa, Amaltea, quien le dio su buena leche de cabra que amamantó al dios infante en una cueva de Creta. Así alimentado, Zeus creció muy rápidamente y adquirió fuerza sin saber cómo controlarla. Un día, midiéndose a su cabra nodriza, le rompió accidentalmente el cuerno con uno de sus rayos.
Zeus para hacerse perdonar, tomó el cuerno y le dio poderes mágicos: este cuerno tendría el poder de llenarse de comida cuando se vaciara. Así nació el "Cuerno de la abundancia". A la muerte de la cabra, Zeus honora Amaltea, colocándola en el cielo como la Constelación de Capricornio. De la piel de esta cabra, él recubrió su escudo y la ofreció a Atenea. Este escudo se llamaba: la égida, (el término griego significa ‘piel de cabra’).
El nombre “La pelta” y la forma de este queso son tomados de los escudos griegos de la antigüedad. Está adornado con el famoso cuerno de la abundancia, dibujado con pimiento dulce, símbolo de la Cabra Amaltea.
Es un queso de leche cruda y entera de cabra, con una textura y sabores cercanos al famoso Rocamadour cuando se afina, o a menudo cremoso y suave como un Pelardon cuando todavía es blanco.
Además de tener un sabor suave, ligeramente caprino, también tiene una textura untuosa, cremosa y lechosa. La corteza es delicada pero, afortunadamente, lo suficientemente fuerte como para contener toda la exuberante maravilla de un queso fácilmente derretible.
Dependiendo de su maduración, podemos tener quesos con distintos sabores y texturas. Su maduración más larga le permite desarrollar sabores más pronunciados; Si el queso es Fresco (10 días de maduración): nos ofrece un sabor bastante láctico y el sabor de la finura de la cabra.
Si es Cremoso (30 días de maduración): presenta un sabor óptimo con el característico sabor a nuez y corazón de fusión. Por último si el queso es Mantequilla (45 días de maduración): ligeramente seco, el sabor de la cabra se acentúa y su corazón se fusiona con la corteza.
El queso se comercializa en formato redondo plano con un peso de 230g.
Es muy importante servir siempre todos los quesos a temperatura ambiente y en este concretamente es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices.
Su cremosidad y su sabor de avellana junto con su curiosa apariencia harán el deleite de sus invitados en una tabla de quesos. Es ideal para extender sobre pan crujiente, y acompañarlo con higos y frutos secos (almendras, nueces). También puede enriquecer sopas, salsas y ensaladas a las que aporta un sabor nuevo e interesante. Acompañado con un vino tinto afrutado y robusto, preferiblemente un Cahors, por ejemplo.

lunes, 15 de abril de 2019

Schallenberg

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-dura, cocido y prensado, corteza natural
Materia Grasa: 55%
Maduración: De 12 a 16 meses
Aspereza: Suave
Vino: Château Des Jacques (D.O. Moulin-à-Vent)
País de origen: Suiza
Región: Oberei - Langnau (Berna)
Notas: El Schallenberg es un claro ejemplo del queso elaborado por una pequeña quesería y madurado en otro lugar por una cooperativa.
Se trata de un queso producido por el maestro quesero Hansruedi Gasser - Bergkäserei Oberei (quesería de montaña Oberei). La quesería produce uno de los mejores Emmentalers de la zona. En abril del 2017, la Bergkäserei Oberei fue nominada por la organización de variedades Emmentaler AOP como el mejor fabricante de Emmentaler. El Schallenberg es su especialidad suplementaria, llamado así por la montaña que se puede ver desde su quesería.
Hansruedi junto con su esposa Brigitte y sus dos hijos, viven sobre la quesería y allí mismo administran una pequeña tienda. Solo produce 4 quesos al día, siempre a la misma hora. Por eso puede garantizar la calidad constante y muy alta, para que el queso pueda seleccionarse para una maduración más larga, y para eso cuentan con la ayuda de las cuevas de maduración de Gourmino.
Hansruedi se encarga del afinado del queso Schallenberg. Durante el primer día después de la producción, las ruedas se giran al menos una vez cada dos horas. Durante las siguientes 4 a 6 semanas, se cepillan diariamente con agua salada y después de eso se mandan a las cuevas que la cooperativa Gourmino tiene en Schangnau. Estas cuevas se encuentran justo sobre el paso Schallenberg, a unos 10 minutos en automóvil de la quesería de Hansruedi.
La cooperativa Gourmino, nacida en 2001, tiene 13 miembros. Cada quesería elabora sus propios quesos, luego cuando aún son jóvenes los envía a Gourmino para su maduración. Gourmino opera las instalaciones de envejecimiento, pagadas por todos los miembros, comercializa los quesos y los exporta.
A los pies del Blüemlisalp, (3.664 msnm) un impresionante macizo montañoso en el Oberland bernés, los quesos Gourmino seleccionados para maduraciones más largas se han almacenado desde junio de 2017. En el interior de la montaña, la naturaleza les ofrece las condiciones climáticas perfectas para la maduración de los quesos. Las cuevas que facilitan la maduración de quesos en la montaña ofrecen a Gourmino las perspectivas ideales para realizar su objetivo: Mantener y promover la producción de quesos artesanales y maduros de su propia zona y de las lecherías de montaña.
Todas las queserías de la cooperativa producen Emmentaler o Gruyère como su queso principal. Pero tienen una cuota para esos quesos y, por lo general, tienen más leche que la cuota. En el pasado, usaban el exceso de leche para hacer queso "desclasificado" que no valía tanto como el Emmentaler o el Gruyère. Ahora, confiando en el poder de comercialización de Gourmino, los miembros transforman su excedente de leche en quesos especiales, creaciones originales que brindan una buena ganancia, si tienen éxito como es el caso de este Schallenberg.
La receta para elaborar este queso requiere leche cruda de montaña fresca y enriquecida con crema (a menos que la leche alcance su objetivo de grasa de forma natural), lavados múltiples con salmuera y una maduración de 12- a 16-meses.
El aroma carnoso y la textura sedosa me hacen preguntarme cómo alguien podría resistirse a este queso. Podriamos describir su fragancia como a "pollo, cebolla caramelizada y cacahuete". El quesero encuentra indicios de coliflor, vainilla y nueces tostadas. En la lengua, te espera una oleada de crema dulce.
Este queso hace una adición elegante a cualquier tabla de quesos. También podemos servirlo con pan y en ensaladas o acompañado de frutas frescas. Rallado o cortado en finas lonchas o virutas, para muchos platos de verduras. En cocina puede ser un perfecto ingrediente para el Pollo Cordón Bleu, ya que funde muy bien. Marida bien con un vino tinto de uvas Gamay.
Fuentes consultadas: Janet Fletcher - planet cheese

jueves, 11 de abril de 2019

Formaggella della Val Brembana

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semidura, semicocida corteza natural
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 25 a 30 días, hasta 60 días
Aspereza: Media
Vino: Gobbio (D.O. Botticino)
País de origen: Italia
Región: Bérgamo (Lombardía)
Notas: Los quesos del Valle Brembana eran conocidos y muy apreciados hasta Venecia. En 1600, el gobernador Alvise Priuli, para eludir los aranceles impuestos por el Ducado de Milán sobre todas las mercancías producidas en la zona, encargó un camino que cruzaba todo el valle hasta llegar a la Valtellina: el resultado fue un aumento en el tráfico, que influyó positivamente en la economía del valle, también dando mayor importancia a los quesos.
Parte del nombre de este queso hace referencia a su lugar de procedencia, el Valle Brembana. Desde Città Alta hasta el Paso San Marco cruzando los Prealpes Orobicos, el Valle Brembana se extiende a lo largo del río Brembo, entre pequeños valles laterales por descubrir, arroyos y caminos de herradura subiendo por los montes.
Cerca de Bérgamo, este valle nos ofrece aldeas antiguas, folclore, naturaleza, cultura y gastronomía, en la atmosfera de encanto de este hermoso valle rodeado por el verde de una vegetación lozana que todavía conserva una naturaleza virgen, donde las vacas pastan libremente en primavera y verano, alimentándose de hierbas frescas, que repercuten en la excelente calidad de la leche y en consecuencia del queso.
En Valle Brembana se producen también unos de los 9 quesos DOP de la provincia de Bérgamo, como el Taleggio y el Formai de Mut, protagonistas de ferias y de riquísimas comidas, además de esta magnífica “Formaggella della Val Brembana” apreciada por sus características organolépticas, especialmente en verano.
La Formaggella della Val Brembana es un queso graso, de leche cruda y entera, de vaca de raza Parda Alpina, semicurado, semicocido y semiduro. Es una producción típica de las montañas de Bérgamo, también llamada formagela, que en el dialecto local significa "queso pequeño", porque es precisamente un producto de pequeñas dimensiones.
El término "formaggella" es bastante genérico y se le da a muchos quesos frescos, o quesos de corta maduración, preparados con la técnica de "uso monte" porque se producen generalmente en todo el arco alpino durante los meses cálidos donde los pastos son en las partes altas de las montañas, utilizando leche de vaca entera o parcialmente desnatada por afloración, con la posible adición de leche de oveja y / o de cabra cuando esté disponible.
La Formaggella de Val Brembana tiene forma cilíndrica, con un diámetro de 18 - 22 cm, con lados convexos de 5 - 8 cm y un peso de 1.5 - 2.0 Kg. La corteza es bastante dura, delgada, de color marfil o pajizo que tiende a oscurecerse con el envejecimiento; La pasta es blanda, compacta, de color blanco a amarillento con la maduración, con agujeros pequeños, distribuidos regularmente; el sabor es delicado pero decidido, y el aroma mantiene una connotación ácida característica (a veces puede presentar un sabor excesivamente ácido debido a defectos de producción). Producido todo el año, generalmente se madura durante 25 a 30 días, a veces se extiende hasta 60 días. Durante la maduración de las formas se voltean regularmente.
Se consume principalmente como "queso de mesa", pero también se usa como ingrediente en platos típicos locales (excelente para condimentar primeros platos rústicos). Va bien con los vinos tintos jóvenes o ligeramente envejecidos, de cuerpo medio, moderadamente cálidos (por ejemplo, Franciacorta tinto, Botticino...)
Fuentes consultadas: Organización Nacional de Catadores de Quesos (Onaf)

miércoles, 10 de abril de 2019

De Kaasrokerij

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi dura, cocido y prensado, corteza de parafina
Materia Grasa: Más de 50%
Maduración: De 2 a 3 meses
Aspereza: Media
Vino: Faust Doppelbock Dunkel - Cerveza Alemana Dunkel
País de origen: Holanda
Región: Holanda Meridional
Notas: Este queso se elabora  en una pequeña granja en los Países Bajos. Lo comercializa y distribuye la cooperativa “De Producent” ubicada en Moordrecht un antiguo municipio en la provincia de Holanda Meridional, situado a lo largo del río Hollandse IJssel.
La "Cooperativa de productores de queso - asociación para la exportación de queso Gouda con toda la etiqueta de calidad del gobierno", más tarde denominada "De Producent", se fundó en 1915. La cooperativa se creó para crear una mejor posición de ventas para los comerciantes. Los agricultores (queseros) vendían su propio queso a los comerciantes que lo compraban en consonancia con los precios del mercado, lo que significaba que el agricultor frecuentemente tenía que vender por debajo del costo. Al establecer una cooperativa, los agricultores recibieron una garantía de compra y una compensación fija por los quesos. Más de cien años después, De Producent sigue ofreciendo garantías de compra y representa la compra responsable del queso producido por sus asociados. Dentro de la Cooperativa, De Producent cuenta con un gran número de agricultores que producen queso bajo el estricto control de calidad de la cooperativa. Como resultado, De Producent siempre puede suministrar una rica y sabrosa variedad de quesos de alta calidad. Debido al crecimiento de los mercados de quesos nacionales e internacionales, De Producent se ha convertido en una empresa moderna y flexible y es uno de los proveedores más grandes de queso de granja holandés en Europa.
En España se pueden encontrar con cierta facilidad quesos de esta cooperativa, normalmente yo los encuentro en ferias del sector. De momento on-line (por Internet) todavía no es posible adquirirlos.
El De Kaasrokerij es un queso de granja ahumado de leche termizada de vaca (la leche termizada es la leche cruda que ha sido calentada, durante al menos 15 segundos a una temperatura entre 57 y 68 grados ºC. Este método ayuda a preservar los sabores en la leche y al mismo tiempo reduce el número de microorganismos).
Este queso se elabora según métodos tradicionales con leche de vacas que pastan en las praderas neerlandesas y ha madurado durante 2 a 3 meses, mientras que el queso se ahúma tradicionalmente en una mezcla de leñas especialmente seleccionadas para este queso. El resultado es un queso estilo Gouda que ha conservado su sabor suave y cremoso, pero en el que el olor y el sabor ahumados intensos y naturales le dan un sabor único y característico.
La experiencia de sabor del De Kaasrokerij es muy singular, sin duda se trata de un queso especialmente fresco que desde el primer bocado, nos ofrece un sabor refinado. Este queso es un buen ejemplo de la historia holandesa de la fabricación de quesos, en el que a una antigua receta se le aplica una innovación para crear una nueva experiencia de sabor.
El De Kaasrokerij se comercializa en ruedas de 5 y 8 kg. (Por supuesto se puede adquirir en cuñas de tamaño a su elección).
Es importante consumir el queso a temperatura ambiente, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Este queso se aprecia mejor solo, no precisa de ningún tipo de acompañamiento, como mucho sírvalo con un chorrito de miel. Se suele comer en bocadillos fríos y sándwiches calientes. También se puede disfrutar en cualquier comida o servido en cubos como aperitivo. Se recomienda acompañar este queso de distintas variedades de cerveza, como Dunkel, Dark Spruce.

martes, 9 de abril de 2019

Pastorale Blend

Leche: Vaca, oveja
Tipo: Pasta dura, corteza natural frotada con pimentón
Materia Grasa: No definido
Maduración: De 10 a 12 meses
Aspereza: Media
Vino: Villa Bossi - Marchesi Gondi (D.O. Chianti)
País de origen: Estados Unidos
Región: Wisconsin
Notas: Establecida en 1939 por Paolo Sartori, un inmigrante finlandés que viajo a América en busca del Sueño Americano, Sartori Cheese Company es una empresa familiar de cuarta generación con sede en Plymouth, una ciudad del condado de Sheboygan en el estado estadounidense de Wisconsin.
Principalmente conocida por su producción de quesos duros y de estilo italiano, la compañía obtiene leche de granjas familiares locales, dentro de un radio cercano a sus instalaciones de producción. El tamaño del rebaño en cada granja es de un promedio de 75 vacas y muchas de las granjas han trabajado con Sartori durante varias generaciones. La compañía también opera un programa de incentivos que alienta a cada comunidad para producir leche de la mejor calidad posible.
El Pastorale Blend es un queso inspirado en el amplio mundo de los quesos de leche de oveja de granja italiana, y también es la primera incursión de Sartori en la fabricación de quesos con leche mixta de vaca y de oveja. La corteza es de color naranja eléctrico, frotada a mano con pimentón español ahumado para obtener un acabado de sabores suaves, dulces y equilibrados de tierra, leche y humo. Su pasta tiene un bonito color amarillo dorado. A diferencia de la mayoría de sus quesos tipo Parmesano, el Pastorale Blend es sorprendentemente rústico – menos caramelizado que el BellaVitano (otro de sus grandes quesos) y con un sutil toque ahumado. Mientras que la mayoría de los quesos de Sartori tienen una textura húmeda todavía desmenuzable, el Pastorale Blend es más suave y más denso debido al alto contenido de grasa de la leche de oveja con una ligera cristalización. Después de atemperarlo a temperatura ambiente, se vuelve grasoso como un buen Manchego.
Este queso se comercializa en forma de grandes ruedas con un tamaño de 30 a 35 centímetros de diámetro, 20 cm. de alto y un peso de 9 kg.
El Pastorale Blend en los últimos cinco años ha recibido 20 premios, incluidos dos títulos de Gran Campeón.
El Pastorale Blend debe sacarse del refrigerador 30 minutos antes de servir para obtener una textura y un sabor óptimos. Es suave, denso y fácil de cortar y rallar. Combina bien con pan crujiente, fruta fresca como la piña y frutos secos tipo nueces, también con aceitunas, embutidos y setas marinadas y por supuesto en una tabla de quesos diseñada para iniciar una conversación. Es un queso que tiene una personalidad rústica, por lo que le gustan las bebidas llenas de sabor, pero no demasiado dominantes. Los emparejamientos más adecuados con vinos incluyen el Chianti, Shiraz y Beaujolais y si pensamos en cervezas deberíamos escoger cervezas escocesas y cervezas de fruta ligeramente amargas, tipo India Pale Ales y Porters.

jueves, 4 de abril de 2019

Lady Laurier d'Arthabaska

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza florida
Materia Grasa: 75%
Maduración: Mínimo 3 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Llopart Reserva Brut Nature (D.O. Cava)
País de origen: Canadá
Región: Quebec
Notas: Hace más de ciento cincuenta años, Alexis Cayer se asentó en una tierra fértil y virgen, rodeada de montañas y valles, esa población que él ayudo a construir, llegaría a ser en un futuro el municipio de Portneuf. Con el paso del tiempo Alexis se convirtió en patriarca de una familia de jardineros, constructores, agricultores, y, por último, fabricantes de quesos, en la industria que lleva su nombre la Fromagerie Alexis de Portneuf, donde elaboran este sabroso queso.
El Lady Laurier d'Arthabaska es un queso de leche pasteurizada de vaca a la que se le añade crema o nata. Es un queso suave madurado en la superficie que posee una hermosa corteza florecida. Es ligero, esponjoso y aireado pero aún sumamente mantecoso y decadente. Este triple crema posee una pasta rica, untuosa y fundente que libera en boca tentadoras y sutiles notas florales y de brioche.
Para ser considerado un triple crema (ha de tener al menos el 75 por ciento de grasa en la materia seca - el queso menos el agua), por lo que el quesero tiene que complementar la leche de la vaca mediante la adición de crema o nata extra.
Este queso fue nombrado así en honor a una gran dama, Lady Zoé Lafontaine, esposa de Sir Wilfrid Laurier, Alcalde de Arthabaska, y también el primer canadiense francófono que logro ser primer ministro de su país. Este dirigió Canadá de 1896 a 1911 y vivió en Arthabaska de 1876 a 1919.
El Lady Laurier d'Arthabaska fue el ganador de la medalla de bronce de los World Cheese Awards 2016, en la categoría de quesos blandos de leche de vaca con aditivos. Ganador del concurso Sélection Caseus del 2015 en la categoría de quesos con sabor. Media de bronce de los American Cheese Awards del 2015 en la clase de quesos blandos con sabor.
Para no perderse ningún detalle de la riqueza de sabores, recomiendo sacarlo del frigorífico, para consumirlo a temperatura ambiente al menos una hora antes de su degustación. El Lady Laurier d'Arthabaska es un queso sumamente versátil tanto se puede combinar con alimentos dulces como salados. Untado sobre una rebanada de pan tostado es divino. Acompañado de frutos secos (almendras, nueces). Con miel o mermelada de cerezas o moras.
Con su sabor único, el Lady Laurier de Arthabaska acompaña perfectamente a su homólogo masculino, el Sir Laurier d’Arthabaska, en una tabla de quesos.
El suave sabor del queso se empareja muy bien con vinos espumosos y ligeramente ácidos.

miércoles, 3 de abril de 2019

Tomme au Génépy

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada
Materia Grasa: 50%
Maduración: 3 semanas
Aspereza: Fuerte
Vino: Licor de génépi con cerveza rubia
País de origen: Francia
Región: Alpes de Alta Provenza (Provenza-Alpes-Costa Azul)
Notas: Este queso lo elabora la Coopérative Laitière de la Vallée de L’Ubaye (Cooperativa Lechera del Valle de Ubaye) cooperativa que se creó en 1949 en Barcelonnette, en el corazón del Valle de Ubaye, para desarrollar la producción de leche e incluye 10 granjas lecheras de montaña para una producción que está cerca de 1,8 millones de litros de leche de vaca.
Emplazado entre Provenza y Mercantour, el valle del Ubaye, cuya capital es la acogedora ciudad de Barcelonnette, constituye un lugar excepcional para la pastura al aire libre. Este territorio de origen glaciar salvaje y preservado, dominado por cumbres de más de 3.000 metros, cuenta con una rica y nutritiva flora alpina que son el alimento principal de las vacas que las devoran con fruición, repercutiendo luego una leche de excelente calidad.
Actualmente la cooperativa cuenta con 3 puntos de producción: La sede en Barcelonnette donde se elaboran quesos secos. La Bréole donde se elaboran quesos frescos y yogures. El Túnel de Refinación (antiguo túnel donde se trabajaba el hierro forjado) en el cual se maduran una porción de quesos en un ambiente natural.
Desde su creación, la cooperativa ha desarrollado sus conocimientos tradicionales de queso de montaña. Además, toda la gama de la cooperativa se beneficia de la denominación de quesos de montaña bajo la marca “Le Chambeyron”. El Chambeyron es una montaña de los Alpes cocios en la frontera entre Francia e Italia. La Aiguille de Chambeyron y su pico agudo y rocoso es la cumbre más alta del macizo de Chambeyron y domina el valle del Alto Ubaye donde se encuentra la quesería.
El génépi es una planta aromática de saboyarda, de la familia de las artemisias (comúnmente llamadas ajenjo), que crece en las alturas alpinas, en universos minerales, a más de 2.000 metros de altitud. Es una prima de la absenta (¡menos tóxica!). Su nombre sería una deformación de "jaune épi" (espiga amarilla).
Las técnicas son muy diferentes según los queseros para perfumar sus quesos. Algunos refinan las "tommes grises" cubriéndolas con ramitas de génépi, este método lo hace más suave y menos picante. Otros los lavan regularmente con el licor de esta planta: se trata de quesos mucho más blandos. Y otros añaden licor directamente a la leche. Los quesos resultantes de estas técnicas tienen un perfume muy fuerte: el licor de génépi se caracteriza por un potente sabor medicinal.
En el caso concreto de este Tomme au Génépy, a veces vendido por diferentes fabricantes como Tomme au Génépi, se trata de un queso de leche entera y pasteurizada de vaca, que se frota en el exterior durante el proceso de envejecimiento de unas tres semanas con licor de génépi.
El queso presenta una corteza lavada ligeramente húmeda y bastante pegajosa, de un bonito color anaranjado por fuera y de pasta blanda, lisa, suave, homogénea, cremosa de color amarillo brillante por dentro.
El sabor es una especie de dulce apestoso que más o menos podría compararse con el olor que desprende una taquilla con ropa usada de un vestidos de gimnasio, que no se ha abierto en tres semanas, pero no nos dejemos amedrentar por eso, como muchos quesos de corteza lavada su olor es peor que su sabor, así que adelante, puesto que mejora a medida que se derrite en la boca. La corteza es comestible, pero si usted prefiere no comerla, vera que la pasta por si sola es deliciosa, pero le falta ese toque crujiente y salado que tanto gusta aquellos que sabemos apreciar los buenos quesos.
Este pequeño queso (320 g) se presenta cada unidad en una cajita de lámina muy delgada de madera sin tapa pero con una película perforada y transpirable que permite que el queso continúe respirando y desarrollándose incluso después del envasado y además le permite mostrar su hermosa corteza.
Para degustar toda la riqueza de sabores se recomienda el consumo a temperatura ambiente. Una vez llevado a la temperatura adecuada, disfruté de este queso untando sobre una rebanada de pan crujiente o fundido sobre pasta o verduras, con frutas y nueces, en sándwiches, para enriquecer sopas y para espesar salsas, y por supuesto en una tabla de quesos.
Lo acompañaremos con licor de génépi mezclado con una cerveza rubia si se quiere atenuar su grado de alcohol y su potencia.