QUESOS ALEMANES

————

El queso en Alemania se consume a cualquier hora del día.

El queso en Alemania ha sido influenciado por Suiza, especialmente para la elaboración de queso en los Alpes bávaros. El famoso Allgäuer, emblema del queso alemán, está directamente inspirado en el famoso queso suizo Emmental, que se introdujo en Baviera en 1821. La abundancia de leche en Baviera permite que esta región proporcione el 75% de la producción de queso.

En las regiones del norte de Alemania, el queso tradicional suele ser fresco o láctico, como en los Países Bajos o Dinamarca. El queso de estilo “trapense” también es muy común en Alemania. Aunque Baviera es una de las principales regiones productoras de queso de Alemania, algunos quesos famosos, como el Altenburger Ziegenkäse, se elaboran en las regiones del norte de Alemania.

Los alemanes consumen 16 kg de queso por cabeza frente a los 22 kg de Francia. Son los 4º consumidores europeos. En Alemania, el queso se come durante todo el día y está presente de forma espontánea en todas sus formas en las diferentes comidas: en primer lugar, para el desayuno, una de cada dos familias alemanas come queso; luego, en el almuerzo, el queso a menudo entra en la composición de ricos y sabrosos entrantes y platos principales. Es la comida más importante del día; y finalmente por la noche, el 90% de las familias alemanas comen queso. La gran tradición en Alemania es no consumir comidas calientes por la noche. El queso ocupa un lugar predilecto en relación a la charcutería. Se selecciona por su sabor, sus cualidades nutricionales y su gran flexibilidad de uso, permitiendo una amplia gama de recetas.

Según un estudio, los alemanes aprecian las hermosas tablas de queso. Una de cada dos familias “posee” una bandeja con más de 5 quesos, el 10% de las familias consume hasta 11 tipos de queso, con preferencia por el queso fresco.

Fuente: Androuet

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos