May 27, 2020

La Fleur des Préalpes

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-dura, corteza natural
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 45%
Maduración: Entre 8 y 9 meses
Aspereza: Media
Vino: Karg Weizenbock - Cerveza Alemana
País de origen: Suiza
Región: Friburgo

La Fleur des Préalpes es una creación de la Quesería Moléson, que está situada en Orsonnens una pequeña comunidad al pie del Gibloux, que es una de las colinas más altas que se encuentran en el contrafuerte de los Prealpes friburgueses, dominando la meseta friburguesa desde sus 1.206 m. Se encuentra en la frontera de los distritos de Gruyère, Glâne y Sarine.La Quesería Moléson es una empresa familiar que acaba de celebrar los 50 años. En 2006, Michel y Jean Grossrieder tomaron las riendas de la quesería de manos de su tío y de su padre. En un principio era una quesería modesta pero con el tiempo y profesionalidad la empresa se desarrolló gradualmente. Ahora juega un papel económico significativo en la región. De hecho, cuentan con 70 productores de leche bajo contrato. Esto representa 70 familias que viven total o parcialmente de esta actividad. Fabrican Gruyère y Vacherin Fribourgeois además de una amplia gama de otros quesos entre los que se encuentra este “Fleur des Préalpes”A diferencia de Gruyère de leche cruda, este queso es de un tamaño más pequeño y está hecho con leche de vaca termizada y no pasteurizada. ¿Qué es la leche termizada? Se llama leche termizada cuando la leche cruda se calienta durante al menos 15 segundos a una temperatura inferior a la temperatura de pasteurización, que es de 72,8 °C. La temperatura de termización es entre 57 y 68 °C. permitiendo así a algunas microfloras naturales sobrevivir a este choque térmico y beneficiarse así de su acción durante el proceso de maduración, con el fin de desarrollar determinadas características o aromas específicos del terruño. Este método ayuda a preservar los sabores en la leche y al mismo tiempo reduce el número de microorganismos. La Fleur des Prealpes es un queso artesano elaborado por los maestros queseros de Moléson a partir de «lait des prés» (leche de los prados prealpinos). El control de la fabricación, así como los cuidados prestados durante la maduración, le garantizan una pasta fina y fundente, un sabor sin igual y una rica diversidad de aromas. Este queso excepcional combina un equilibrio de estructura con un rico sabor. Su ácido láctico y sabor afrutado es agradable y distintivo. Madura durante 8 a 9 meses en sótanos húmedos, al término de los cuales nos ofrece una mezcla divertida de sabores suaves a mantequilla, hierba y establo. Este queso, servido a temperatura ambiente es perfecto para bocadillos acompañado con pan, o cortado en cubos como aperitivo, desayunos y tablas de queso, en cocina es delicioso rallado sobre pastas y sopas, también sobre patatas, verduras o cremas. Este delicioso queso fundente es perfecto para una raclette o fondue. Pruébelo con una cerveza fuerte, como una cerveza de trigo tipo Bock.

Mundoquesos