May 15, 2021

Hawkins Haze

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida con ceniza
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: De 4 a 5 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Francis Coppola Diamond Sauvignon Blanc (D.O. California)
País de origen: Estados Unidos
Región: Tennessee

Este queso se elabora en Blackberry Farm, empresa de la familia Beall que nació hace cuarenta y cinco años (1976) como lechería y hogar familiar. Blackberry Farm se encuentra en el corazón de las “Great Smoky Mountains” (literalmente, Grandes Montañas Humeantes) del este de Tennessee. Hoy en día, además de quesería, es uno de los más célebres hoteles de lujo íntimo de Estados Unidos, que atrae, gracias a su privilegiada situación a los huéspedes más exigentes que buscan escapar de frenesí de los tiempos modernos. La propiedad además de quesos ofrece algunos de los mejores vinos del mundo, cocina, pesca con mosca, equitación, senderismo, ciclismo, barro deportivo y spa. Además de una gran cantidad de actividades.
Chris Osborne de Blackberry Farm ha tomado un enfoque interesante e inventiva para hacer queso artesanal, la elaboración de quesos diferentes de la leche de sus ovejas como el cambio de estaciones.
Este queso de leche pasteurizada de oveja curado en superficie con cenizas lleva el nombre de la línea fronteriza de la Nación Cherokee (también conocida como “Línea Hawkins“) que atraviesa la propiedad, de ahí la línea de ceniza vegetal que cruza por la mitad la pasta del queso.
Esta línea, a veces llamada “La Línea de Compra de Cuatro Millas”, fue el límite entre Georgia y la Nación Cherokee desde 1804 hasta 1818. Se estableció cuando Georgia compró una franja de cuatro millas (6,5 km) de los indios para asimilar el Acuerdo de Wofford en Nancytown Creek. James Blair fue agente del gobierno, James Vann y Katahahee para los cherokees.
Formó el límite entre el Condado de Jackson y los Cherokees; más tarde, entre el Condado de Franklin y los Cherokees, y ahora es la línea entre los condados de Habersham y Banks.
La riqueza de la leche de oveja, combinada con las notas minerales de la ceniza, lo convierte en uno de los quesos favoritos durante toda la temporada. Con la edad, se desarrolla una corteza enmohecida blanca, la combinación de sabores picantes suaves con los lechosos, junto a una textura cremosa, hacen de este queso un placer casi celestial.
Cuando es joven, el Hawkins Haze tiene una textura ligera y termina con notas cítricas frescas. A medida que el queso envejece, se vuelve más intenso con sabores de crema fresca.
El queso se comercializa en forma de redonda con un peso de 450 g.
Ganador del premio Good Food 2020 y del premio de oro de la American Cheese Society 2018.
Si todos los quesos es importante consumirlos a temperatura ambiente, en este es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Puede servirse con pan o tostadas, como un entremés, en el almuerzo o en la cena, o bien en tabla de quesos. Funde de maravilla, por lo que es perfecto caliente sobre una tostada con mermelada de pera o miel de romero, también con frutas como melocotones frescos, nectarinas, o melón dulce. Como se trata de un queso ligero, lo emparejaría con un Sauvignon Blanc o quizás un Chablis para resaltar los sabores de ambos tanto del queso como del vino.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos