Ene 2, 2020

Madelva

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-blanda, sin corteza, envuelto en papel aluminio
Denominación de Origen: -
Materia grasa: 55%
Maduración: 95 días
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Fonseca Oporto Tawny (D.O. Porto)
País de origen: España
Región: Siero (Asturias)

El queso de Madelva es un tipo de queso que se elaboraba hace algún tiempo en Piloña Principado de Asturias, si bien no puede considerarse tradicional, sí podemos señalar que marcó una época, consiguió un nombre y ahora, desgraciadamente, ni es un queso piloñés, ni tan siquiera un heredero de éste. El Madelva, era un queso azul, que se elaboraba con una mezcla de leches de vaca y oveja y se comercializaba en dos calidades denominadas como “etiqueta oro” y “etiqueta plata”.
En la actualidad se hace un Madelva solo con leche pasteurizada de vaca y con pocas semejanzas al anterior a parte del nombre. Este queso lo madura, envasa y comercializa Lácteos Lacpesa en La Secada un lugar de la parroquia sierense de Feleches, en Principado de Asturias.
El Madelva carece de corteza, se presenta envuelto en papel aluminio. Exteriormente tiene un aspecto blanquecino amorranado, con leves tonalidades azuladas en laterales, con las marcas del molde dónde maduro en bases. En su interior vemos una pasta de color blanco, con bolsillos (agujeros) y vetas irregulares con Penicilium Roqueforti.
De textura elástica, desmorona en el corte, soluble en boca, levemente pastoso y grumoso.
Con aromas lácteos, con un fondo de hongos, frutos secos y recuerdos a humedad de cueva.
En boca es cremoso, fundente, con una importante carga láctica inundada por la presencia de un penicilium nada agresivo, que le da un agradable picor y deja en su final recuerdos de hongos y humedad.
De persistencia media alta, en su retrogusto permanece la carga láctica envuelta en el penicilium que deja el leve picante con sabor a hongos.
Este queso se comercializa en forma cilíndrica, con un peso de 2.5 kilos. (Por supuesto se puede adquirir en cuñas de tamaño a su elección).
Para degustar toda la riqueza de sabores se recomienda el consumo a temperatura ambiente.
El Madelva puede servirse en una tabla de quesos, como aperitivo, untado sobre una tostada, desgranado en ensaladas y para preparar todo tipo de salsas. En cocina se elaboran varios platos con este queso.
Lo maridaremos con un vino generoso, como un Oporto.
Fuente consultada: Dendecaguelu

Mundoquesos