Dic 8, 2019

L’Angors

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza florida o natural
Denominación de Origen: -
Materia grasa: 45%
Maduración: De 10 días a 3 semanas
Aspereza: Suave a media (según su maduración)
Vino: Le Domaine Saget (D.O. Pouilly-Fumé)
País de origen: Francia
Región: Nueva Aquitana

Este atractivo queso con forma de diamante, está hecho por Hélène Servant en la Fromagerie Des Gors ubicada en Melle, una población francesa, situada en la región de Poitou-Charentes, departamento de Deux-Sèvres.
La Fromagerie des Gors se estableció en la década de los años 80 y está firmemente arraigada en la tradición campesina de la región. La quesería utiliza la leche de cabras que pastan en Exoudun o Sepvret, y realiza todas las etapas de fabricación de sus quesos de manera tradicional, antes de afinarlos de 3 semanas a 1 mes en sus bodegas de maduración en Melle. Su queso estrella es Chabichou du Poitou.
La historia de los quesos de cabra de Poitou-Charentes se remonta al siglo VIII, después de la derrota de las tropas árabes frente a las de Charles Martel, en Poitiers. Al abandonar el territorio en el 732, los Sarracenos debieron dejar detrás de ellos una parte de su “equipaje”, a sus cabras. Los franceses no tardaron en hacer deliciosos quesos con la leche de esas cabras, y con algunas recetas transmitidas por las mujeres árabes que permanecieron en Francia después de la partida de los Sarracenos.
El Angors es un queso de pasta blanda que se fabrica artesanalmente con leche cruda de cabras sin OMG y procedente de rebaños que practican el pastoreo. Sus cabras se deleitan como en la época de sus antepasadas, forrajes, cereales, hierbas, tréboles morados, alfalfa y otras legumbres que provienen principalmente de la región.
Como todos los quesos de cabra se puede degustar en varios estadios de curación; cuando es joven, suave y fresco, presenta una hermosa textura blanca, un marcado sabor caprino que permanece fresco y un ligero olor a sotobosque y champiñones. A media curación, semiseco, comienza a desarrollar apuntes ligeramente ácidos, su corteza se vuelve color crema y se mancha con puntos azulados que desarrollan más el aroma de champiñones. Su sabor caprino es más potente en boca. Y cuando está tan madurado que se vuelve seco, su sabor a nuez se agudiza, la mordedura se vuelve más compleja y picante.
Es un queso estacional, se elabora normalmente de Marzo a Noviembre (el quesero respeta el ciclo natural de cría de las cabras) cuyo periodo de degustación alcanza su punto óptimo en primavera y no está disponible en invierno.
Si todos los quesos es importante consumirlos a temperatura ambiente, en este es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices, por lo que se aconseja sacarlo del frío una hora antes de consumirlo.
Es perfecto para acompañar una ensalada. En tablas de quesos pondrá una nota de originalidad tanto por su forma como por el sabor que deja en el paladar. Servido caliente sobre ensaladas, verduras y patatas asadas, y como no, solo, con fruta fresca y tostadas crujientes. Como se trata de un queso ligero, lo emparejaría con un vino blanco seco y a ser posible de la misma región.
Fuentes consultadas y foto: Le Guide du Fromage

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos