May 10, 2020

L’Arcueil de Margeride

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-blanda, corteza florida
Denominación de Origen: -
Materia grasa: 45%
Maduración: Mínimo 30 días
Aspereza: Media
Vino: Blue Semi Dulce (D.O. Navarra)
País de origen: Francia
Región: Cantal (Auvernia-Ródano-Alpes)

El Arcueil es un queso “fermier” (granja) de montaña elaborado con leche cruda de vaca, pasta semi-blanda y corteza florida, producido por unas pocas granjas (actualmente 14) miembros de una agrupación de productores, L’artisou de Margeride, con sede en Vieillespesse una tierra de manantiales y bosques. Allí las vacas Montbéliard pastan tranquilamente durante el verano la rica hierba de las montañas y los viejos volcanes para dar unos buenos quesos dignos de la región de Auvernia.
El Arcueil, madurado durante un mínimo de 30 días se impregna del ambiente de la bodega lo que le proporciona su textura y sabor tan suaves.
Tiene la forma de una pequeña “tomme” cilíndrica que pesa 330 gramos. “tomme” es el nombre genérico que designa diferentes quesos. La raíz toma, de origen prelatino, significa tomer, es decir, formar la cuajada y es el término general utilizado por los maestros queseros franceses para referirse a los quesos de pasta semidura.
Su corteza fina, de color gris, beige claro y marrón, está cubierta con un plumón blanco con zonas de moho en tono verde azulado.
Su pasta, de color crema en su corazón, es bastante densa y flexible al mismo tiempo y presenta algunas aberturas. Justo debajo de la corteza, es lisa a fluida y de color ocre a amarillo paja.
En nariz, el Arcueil ofrece sabores fungidos de bodega. En boca, es un queso de textura suave y sabor dulce y delicado, con notas son muy afrutadas.
El Arcueil toma su nombre de un río que fluye en el departamento de Cantal “Arcueil” que tiene su origen a una altitud de 1.230 metros de altitud en el territorio del municipio de Védrines-Saint-Loup.
Este queso será apreciado por su dulzura y su ternura a condición de dejarlo a temperatura ambiente una hora antes de probarlo.
Una vez llevado a la temperatura adecuada, la forma de consumo tradicional es solo, con una rebanada de pan o acompañado de algunas frutas como uvas blancas o rojas. También puede disfrutar de este magnífico queso en aperitivos, desayunos y tablas de quesos.
Un vino regional ligero y afrutado, como el Côtes-d’Auvergne puede concordar perfectamente con este queso.

Mundoquesos