Jun 26, 2022

Lincoln

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semidura, cocido y prensado, corteza natural
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: De 6 a 12 meses
Aspereza: Media
Vino: Gritos Estate Sauvignon Blanc-Chardonnay (D.O. Mendoza)
País de origen: Argentina
Región: Lincoln (Buenos Aires)

Este queso, como indica su nombre, procede de Lincoln, la localidad del noroeste bonaerense fundada en 1865 y que homenajea al presidente estadounidense con su nombre. La localidad es reconocida por su carnaval artesanal, cuando todos los linqueños se reúnen a festejar con corsos, máscaras y bailes. La ciudad, además concentra una de las escenas queseras más atractivas del país. Alrededor del casco urbano, en terreno de pampa llana y horizonte limpio, están instalados los 60 “tambos” que producen 300 mil litros diarios de leche. Alrededor de la mitad de ese volumen se industrializa en la misma localidad, principalmente para convertirse en queso. En Argentina, se denomina “tambo” al recinto donde se ordeñan vacas y se vende su producción láctea.
En las afueras de Lincoln, se encuentra el establecimiento quesero La Suerte, de la familia Lacau, es una de las marcas que, con base en Lincoln, más visibilidad y reconocimiento ha conseguido, y que hace algunos de los mejores quesos del país. Elaborados únicamente con leche de vacas propias.
El Lincoln es un queso semiduro basado en el tipo suizo, de consistencia compacta, de color amarillo claro casi blancuzco o pálido cuando es joven y que con la maduración su color amarillo se va acentuando. Es de sabor refinado, profundo y complejo, con notas de avellanas y un retrogusto apenas amargo, parece rustico y áspero al principio pero es parte de su sabor especial y diferente, propio de la región, donde las vacas y sus pasturas son las que dan una leche con sabor propio y por ende un queso con sabor especial. Sin duda dentro de los mejores quesos que se producen en la bella Argentina.
Este queso es perfecto para añadirlo a una buena ensalada de lechuga y tomates, raspado con un cuchillo, haciendo presión sobre la horma para que salgan unos rulos finos que potencien su consistencia y sabor. La presencia del queso en una ensalada debe ser siempre elegante, como una insinuación. En verano, esta ensalada, servida con una copa de Chardonnay invita luego a una larga siesta de hamaca. Otra forma de usar este queso, es el tostado de pan negro con queso Lincoln y tomate, en invierno. Debe ponerle bastante manteca al pan para que sea verdaderamente suculento y tostarlo a la plancha muy lentamente para que el calor llegue despacio al centro derritiendo bien el queso. Por supuesto tiene un lugar preferente en tablas de quesos acompañado de fruta fresca. Rallado o cortado en finas lonchas o virutas, para muchos platos de verduras. Lo podemos maridar con un Cabernet Sauvignon o un blend tinto con mucho cuerpo y madera.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos