May 10, 2021

Manoel

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza cubierta de carbón
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 50%
Maduración: 20 días
Aspereza: Suave
Vino: Colet-Navazos Reserva Extra Brut (D.O. Penedès)
País de origen: Brasil
Región: Minas Gerais

El Manoel es un queso artesanal de leche cruda, originario de un solo rebaño de vacas de la Fazenda Cruzeiro, ubicada en el municipio de Cruzeiro da Fortaleza (Cerrado de Minas Gerais), y madurado en Belo Horizonte por el afinador de quesos João Bello.
João Bello es un afinador o madurador de quesos. Comenzó a trabajar con la maduración en los años 2000, de forma más intensa, pero fue en 2015 cuando se profesionalizó. Bello, como se le conoce, es Ingeniero Agrónomo, graduado en la Universidad Federal de Viçosa (Minas Gerais) y Técnico graduado en el Instituto de Productos Lácteos Cândido Tostes (Juiz de Fora – Minas Gerais). Tiene una amplia experiencia en Brasil, pero también ha perfeccionado sus habilidades en Francia.
Para conseguir este queso se hicieron pruebas durante dos largos años. Se buscaba un queso más suave, pero todavía blando y cremoso. Y ya entonces sabía que esto podía conseguirse con la ayuda de mohos, por lo que envolvía los quesos con una fina capa de carbón vegetal. Tras mucho trabajo, el queso llamado Manoel se hizo realidad.
El Manoel es el hermano menor del cremoso queso Bello. Es un queso artesanal de leche cruda, procedente de un único rebaño de vacas de la finca Cruzeiro, situada en el cerrado de Minas Gerais.
Es un queso envuelto en carbón vegetal y madurado durante unos 20 días a bajas temperaturas y alta humedad. presenta una corteza comestible oscura que está cubierta de ceniza con delicados mohos blancos que protege en su interior una pasta blanca de textura cremosa, densa y esponjosa, fundente al paladar.
En boca el sabor es suave y equilibrado con notas ligeramente ácidas y algo salado que contrastan con el gusto amargo y terroso que aporta el carbón. A medida que el queso envejezca su sabor será más intenso y complejo, perdiendo las notas cítricas para dar paso a matices animales y recuerdos a frutos secos, pero siempre manteniendo su acentuada cremosidad y aroma suave.
Es un queso de forma redonda, con un peso de 280 gramos aprox.
Es importante comer este queso a temperatura ambiente para degustar mejor su riqueza de sabores. Ideal derretido sobre una buena baguette crujiente o para incorporar caliente sobre ensaladas y verduras, o solo acompañado de fruta fresca. En sopas y salsas aporta un sabor nuevo e interesante.
Escoja un vino espumoso y blanco de intensidad media (Chardonnay sin madera). También presenta una buena armonización en contraste con los blancos dulces de cosecha tardía.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos