Ene 4, 2020

Provoleta

Leche: Vaca
Tipo: Pasta dura, hilada, corteza natural
Denominación de Origen: -
Materia grasa: 49%
Maduración: De 2 a 3 meses
Aspereza: Suave
Vino: Cerveza
País de origen: Argentina
Región: Todo el país

Si hablamos de “Provolone” y “Provoleta”, lo primero que se nos puede ocurrir es que: ¿no son lo mismo?
El Provolone es el original. Es un queso que viene de Italia dónde se producen en piezas de 10 a 15cm con diversas formas; pera alargada, salchicha o cono. Su textura firme y que permite ser cortado en rebanadas hace que sea un queso muy empleado en la cocina como ingrediente de algunos platos. Su principal característica desde el punto de vista culinario es la capacidad que tiene para fundirse, aspecto que le convierte en acompañamiento ideal de platos calientes.
Ahora viene la confusión….Como ya sabéis, en Argentina hay una enorme influencia de raza italiana arrastrada durante generaciones en éste país. Además, ya sabemos la fama de osados que tienen los argentinos en general. Pues bien, ellos hicieron una variante argentina del Provolone con el nombre Provoleta y desde entonces, se conoce de dos maneras al mismo producto.
La Provoleta llegó a la Argentina en el año 1940 de la mano de Natalio Alba, un inmigrante italiano oriundo de Rossano, un municipio italiano de la provincia de Cosenza Calabria, y especialista en lácteos. Fue gracias a él que el Provolone italiano comenzó a ser consumido en Argentina en los asados.
Así como la denominación de origen provolone significa “provola grande” el término provoleta se refiere a un queso derivado del provolone, pero con características propias y un carácter local (argentino) habida cuenta del éxito que estaba obteniendo en los legendarios Carritos de la Costanera que eran carros con ruedas instalados a lo largo de la Costanera Norte donde podían saborearse delicias locales, en especial asado.
Por lo tanto, el Provoleta es un queso de leche estandarizada y pasteurizada de vacas Jersey.
Es un queso madurado de textura elástica, dura, compacta y quebradiza. De origen italiano de pasta hilada, esto es que la cuajada se funde con agua a 80ºC durante su elaboración y se trabaja en forma envolvente para formar capas concéntricas, dándole una forma de cilindro.
Además, posee un sabor levemente picante, que la convierten en un alimento muy característico e inconfundible. Sus rasgos esenciales son los de un queso fuerte, pues ha de permanecer madurando al menos un mes para adquirir su textura, aroma y coloración amarillenta que son emblemáticos de este astro de la quesería rioplatense. En Argentina se conoce como queso Parrillero.
Antes de comenzar el asado, muchos argentinos prefieren degustar un delicioso pedazo de Provoleta. Este tipo de queso que se funde de forma muy especial, sirve para lo que llaman “engañar el estómago”, especialmente cuando el asado se está haciendo y llegan todos antes de que esté terminado.
Se acostumbra a comerlo en rebanadas de un dedo de espesor doradas en una plancha con aceite de oliva, con especias o con una rebanada gruesa de tomate y orégano. Funde muy bien con el calor y gracias a la corteza que rodea la rebanada se mantiene redonda. También se pueden emplear algunos trucos, como enharinarlo un poco para evitar que se funda en exceso, se puede acompañar con cerveza y embutidos.

Mundoquesos