Jun 9, 2021

Quesico Joven del Abuelo Pepe

Leche: Cabra
Tipo: Pasta semidura, corteza natural
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: 1 mes
Aspereza: Media
Vino: La del Terreno (D.O. Bullas)
País de origen: España
Región: Cartagena (Murcia)

Queso elaborado por Sabores de Tallante una quesería ubicada en un lugar privilegiado, en las colinas de Tallante, espacio protegido y a 8 km del mar, con un pasto peculiar a base de romero tomillo.
Con una dedicación de varias generaciones en el sector de la ganadería, como actividad y método de vida (Sus abuelos y tatarabuelos dedicados también al mundo ganadero), y basados en toda esta experiencia en conseguir una leche de altísima calidad, hace 6 años (2015) pusieron en marcha la quesería y comenzaron a elaborar de forma artesana y tradicional sus ‘quesicos’, que elaboran con mucho mimo. Alfonso José Pérez y su mujer, Juani García (la maestra quesera) han sido los artífices de este proyecto familiar.
Sus cabras son ordeñadas con el máximo mimo, y seguidamente al ordeño, comienzan con el proceso de transformación de la leche y el resultado que están seguros agradará sus sentidos, es un producto auténtico, artesano y natural. En honor padre de Alfonso, elaboran este “quesico joven del abuelo Pepe”, un queso totalmente natural, tratado con el mayor de los mimos en su elaboración y en el que los ingredientes son: leche pasteurizada de cabra murciano-granadina, sal, cuajo y en último lugar pero no menos importante muchísimo cariño y pasión por lo que hacen.
Tiene una textura consistente, a su vez, un sabor suave y un olor particular e intenso. Su corte es del color de sus montes en verano, con tonos rojizos que recuerdan al atardecer en Tallante debido a la implantación de esporas de los mohos autóctonos de sus montes durante el proceso de curación.
Un queso joven premiado, apto para todos los paladares. Su sabor nos devuelve a los días en los que todo se elaboraba con artesanía y mimo.
Olor característico láctico, afrutado, caprino suave y de frutos secos. Textura fina, firme y semiblanda, mantecoso al paladar, sin apenas ojos. Sabor láctico, notas de cítricos, yogur y nata con regusto a seta de bosque.
Al ser un producto artesano y natural, el sabor y profundidad de este puede variar en función de la alimentación de las cabras, que a su vez está condicionada a la estación en la que se encuentre.
Este “quesico” ha obtenido el primer premio oro, en la categoría de queso de cabra jóvenes del “IX GourmetQuesos, Campeonato de Los Mejores Quesos de España 2018”.
Se recomienda sacar de refrigeración, orear y atemperar para resaltar matices de sabor y aroma.
Es un queso que puede servirse solo acompañado de higos o uvas, o incluso algo más dulce para atemperar el sabor caprino, como un membrillo o una mermelada de tomate, por supuesto también es muy apropiado para un bocadillo de media tarde. Fundido sobre tostadas resulta un acompañamiento ideal para sopas de queso, servido a un lado o incluso dentro de la sopa. Para acompañar, nada mejor que un vino tinto joven con crianza de la zona.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos