Sep 25, 2020

Tiroler Adler

Leche: Vaca
Tipo: Pasta dura, cocido y prensado, corteza natural
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 45%
Maduración: De 8 a 9 meses
Aspereza: Media
Vino: Knoll Riesling Ried Kellerberg Smaragd (D.O. Wachau)
País de origen: Austria
Región: Tirol

Queso comercializado por Ama Gütesiegel y que está elaborado con leche alpina pasteurizada de Tirol Milch, en Austria.
El “Tiroler Adler” (Águila Tirolesa) es un queso austríaco que impresiona por su carácter aromático, especiado y fuerte, que puede desarrollar en paz y tranquilidad durante su período de maduración de unos ocho a nueve meses y durante ese período se cría con cultivos rojos. Elaborado con leche alpina pasteurizada de vaca, desarrolla una pasta suave, ligeramente parecida al Parmesano, y en la que sobresalen los cristales de tirosina durante el período de maduración.
Es muy importante explicar al consumidor que la presencia de cristales de tirosina en los quesos madurados no es un defecto sino que puede llegar a considerarse como un indicador de calidad de una maduración prolongada. Los cristales no solo agregan crujido extra al queso; También indican que el queso tendrá un sabor sustancioso y complejo.
El Tiroler Adler tiene una corteza seca, marrón y una pasta de color marfil a amarillo con escasos ojos. Los sabores pueden variar desde leves lácteos con un toque de acidez hasta vegetal, herbáceo y toques tostados, dependiendo de la edad que tiene. Los quesos se vuelven más secos y desarrollan un sabor más picante con el tiempo.
Debido a su excelente calidad, el Tiroler Adler fue honrado con un alto premio. En octubre de 2010, fue galardonado con el “Käsekaiser” (Emperador del Queso) en la categoría de “especialidad de queso” en la Gala celebrada en St. Wolfgang.
Este queso se exporta a nuestro país, por lo tanto se puede adquirir en España.
El Tiroler Adler, servido a temperatura ambiente es perfecto para bocadillos acompañado con pan, o para aperitivos, desayunos y tablas de queso, en cocina es delicioso rallado sobre pastas y sopas, también sobre patatas, verduras o cremas. Este delicioso queso funde muy bien por lo que es perfecto para una raclette o fondue.
Los vinos que acompañan bien a este queso son los blancos, como el Veltliner verde del Weinviertel, los Riesling de Wachau. Como alternativa al vino blanco, recomiendo una cerveza oscura de color ámbar elaborado al estilo de Múnich. No demasiado lupulado, con un sabor ligeramente dulce.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos