Jul 15, 2021

Alpasto

Leche: Vaca
Tipo: Pasta dura, prensada y cocida, corteza natural
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: 12 meses
Aspereza: Media
Vino: Murmurón (D.O. Rioja)
País de origen: España
Región: Liébana (Cantabria)

Este queso lo elabora la quesería Javier Campo Queso de Tresviso, esta quesería es un ejemplo de como el relevo generacional puede mantener con orgullo y cariño la conservación de las tradiciones y elaboraciones queseras para hacer llegar sus productos a las mesas de los amantes del queso más exigentes.
La Quesería Javier Campo se encuentra ubicada en el pueblo de Tresviso a 900 metros de altitud, en una pequeña repisa del cañón del río Urdón. En el único pueblo de Cantabria de los Picos de Europa y Reserva de la Biosfera.
Si hay una cosa que caracteriza a Tresviso es su aislamiento. Hasta 1990 Tresviso no tuvo carretera. Hasta entonces, los habitantes del pueblo se abastecían por el sendero de La Peña: un camino minero de 6 Km que salva 800 metros de desnivel y que asciende desde el Desfiladero de la Hermida. Ese aislamiento hizo que hasta mitades del siglo pasado, la economía del pueblo se basara en la ganadería y en la elaboración de Queso Picón de Tresviso para intercambiar por los bienes que no se podían producir en Tresviso.
Generación tras generación, los habitantes de Tresviso fueron mejorando su técnica de elaboración del Queso Picón de Tresviso y en el año 1986 Teresa Campo, madre de Javier, ganó la Medalla de Oro de la Feria Internacional de Alimentaria. Esto hizo que Tresviso empezara a figurar en los círculos queseros y en el año 1994 el queso picón de Tresviso recibió el sello de Denominación de Origen Protegida con el nombre de Queso Picón Bejes-Tresviso.
El “Alpasto”, es el primer Queso Alpino elaborado en los Picos de Europa con leche cruda de vacas en pastoreo, es decir, que no están encerradas en ninguna estabulación, sino que solamente entran a la granja cuando quieren. Su filosofía se basa en que estén activas y que puedan moverse libremente por los alrededores de la granja, porque durante 5 meses al año las llevan a los prados del pueblo para que pasten directamente.
De esta manera, aprovechan los pastos de un lugar que tiene una diversidad de flores y plantas única. No olvidemos, un lugar que es Parque Nacional y Reserva de la Biosfera. Toda esta flora que las vacas comen se traslada posteriormente a la leche y al queso, dando lugar a sabores especiales de forma natural.
Con este queso “Alpasto” quieren rendir homenaje a los grandes quesos suizos de los Alpes, un queso de pasta cocida elaborado según las técnicas alpinas, elaborado únicamente en verano, cuando las vacas están pastando en libertad en los prados naturales a más de 1000 metros de altitud.
El “Alpasto” tiene una maduración aproximada de un año, pasado ese tiempo resulta un queso de textura suave, casi untuosa y una sensación grasa que invita a seguir. Con un Olor limpio, elegante y muy afrutado y un sabor intenso y persistente. Aromas lácticos y afrutados con recuerdos a la montaña. Notas dulces de pastelería y de frutos secos. Regusto largo y especiado suave.
Es importante consumir el queso a temperatura ambiente, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Una vez llevado a la temperatura adecuada, la forma de consumo tradicional es solo, con una rebanada de pan. También puede disfrutar de este magnífico queso en aperitivos, desayunos y tablas de quesos, funde muy bien por lo que es muy adecuado para derretirlo sobre patatas hervidas o verduras. Marida especialmente bien con un vino tinto joven.
Foto: Qava de Quesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos