Abr 27, 2021

Bleu de Brebis La Mémée

Leche: Oveja
Tipo: Pasta semiblanda, azul, sin prensar ni cocer, corteza natural, envuelto en papel de aluminio
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 55,7%
Maduración: De 4 a 6 semanas
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Château Clos Haut-Peyraguey (D.O. Sauternes)
País de origen: Francia
Región: Puy-de-Dôme (Auvernia-Ródano-Alpes)

Este queso lo elabora la Société Laitière de Laqueuille, ubicada en Laqueuille Gare 950 m de altitud en el Puy de Dome, en la parte inferior del macizo de Sancy que bordea el área del Parque Natural Regional de los Volcanes de Auvernia, en la zona protegida de elaboración del Bleu d’Auvergne y Fourme d’Ambert. Una situación natural en una zona tradicional de cría de ganado alimentada con pasto y heno de montaña. Este entorno privilegiado y preservado permite la producción de una leche cremosa, materia prima de calidad para la elaboración del queso.
La cooperativa de Laqueuille fue creada en 1949 por el Sr. Antoine Sarliève, alcalde de Laqueuille, en un terreno ubicado en el municipio de Saint-Julien-Puy-Lavèze. En 1971, vendió la mayoría de sus acciones a Productos Lácteos Riches Monts, que transformó la lechería en una Sociedad de Interés Colectivo Agrícola (SICA), y se mantuvo al frente de la compañía hasta su retiro en 1977.
En la actualidad es un grupo de desarrollo económico rural en el que numerosos agricultores locales tienen una participación en el capital.
Durante casi 70 años han ofrecido a los consumidores quesos con carácter, a fin de preservar la tradición quesera de la región de Auvernia.
El Bleu de Brebis La Mémée es un queso elaborado con leche pasteurizada de oveja, de pasta semiblanda, azul sin prensar ni cocer, fermentada y salada, y con una corteza natural delicadamente enmohecida, de color marfil a marrón claro, húmeda y pegajosa.
Primero se elabora, se desmolda y se sala a mano. A continuación, se pincha regularmente la masa con agujas para airear la pasta y permitir el desarrollo del penicillium roqueforti que dará las vetas azules. A continuación, se madura en cuevas ventiladas por las fleurines (fallas) que mantienen una temperatura y humedad constante todo el año en el corazón de Aveyron. Tras 15 días en las bodegas, se efectúa algo ligeramente diferente a los otros quesos azules. De hecho, en lugar de permanecer desnudo en la bodega durante todo el proceso de maduración, se envuelve en papel de aluminio, lo que reduce el desarrollo de la corteza y regula el nivel de humedad. El resultado es un queso azul muy suave y cremoso.
El resultado final es un queso con una pasta, de color uniforme blanco cremoso, es fina y no friable. Presenta aberturas del tamaño de un grano de maíz con un veteado azul verdoso bastante oscuro, a veces con líneas dejadas por los rastros de las agujas con que se pincha el queso para así abrir canales de aire que estimulen el crecimiento de las vetas azules. ¡Ligeramente granulosa, es fundente y untuosa!
Desde el punto de vista nutricional, la leche de oveja es ligeramente más rica en proteínas que la de vaca y contiene más grasa. Pero se diferencia sobre todo por sus típicos y marcados aromas, propios de esta especie y de la tierra donde pastan.
El Bleu de Brebis La Mémée tiene una pasta suave y una textura fundente. A menudo comparado con el queso Roquefort, su potente sabor, con auténticos aromas de leche de oveja, lo convierten definitivamente en un queso a descubrir.
En boca, Bleu de Brebis La Mémée es franco, muy característico, sabroso pero sin amargor. Con un agradable picor, no es ni ácido ni rancio.
En la fabricación tiene la forma de un cilindro plano de 19 centímetros de diámetro y 9 centímetros de alto, con un peso de unos 2,5 kilogramos.
Pero sólo se comercializa en medio cilindro, con un peso aproximado de 1.250 kilogramos, envuelto en papel de aluminio.
Para degustar toda la riqueza de sabores se recomienda el consumo a temperatura ambiente.
El Bleu de Brebis La Mémée es para aquellos que aprecian un queso con personalidad, sin llegar a ser exageradamente salado o picante.
Ideal solo, con un buen pan crujiente endulzado con frutas frescas (peras o manzanas) o productos incluso más dulces como mermeladas o miel de castaña, que potenciará sus aromas de oveja. También será fantástico en cocina para elaborar cualquier variante de salsa de queso azul.
Como la mayoría de los quesos de pasta azul, el Bleu de Brebis combina bien con un vino blanco suave como el Sauternes o el Banyuls, así como con un vino tinto joven y tánico como un Côtes d’Auvergne AOC o un Maury.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos