Nov 11, 2020

Cabriolait

Leche: Cabra
Tipo: Pasta semi-dura, corteza lavada
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 45%
Maduración: 3 meses
Aspereza: Media
Vino: Achel Bruin - Cerveza Belga Abadía Trapense
País de origen: Bélgica
Región: Flandes Oriental

El Cabriolait es un queso belga originario de Flandes Oriental, elaborado por la cooperativa, “Het Hinkelspel”.
Principios de los 80. Son tiempos turbulentos. Reina la crisis económica y el desempleo. Tres jóvenes, Alexander Claeys, Bart Behaege y Jos Ghyssels, se sientan juntos alrededor de una mesa…
Quieren hacer algo, algo nuevo, alternativo e innovador. Quieren hacer queso. No quesos industriales de fábrica, no, de esos ya había en abundancia. Quesos auténticos, elaborados con amor a partir de leche cruda. Sus primeros pasos en el mundo del queso son difíciles. Gracias a la ayuda de otros queseros, finalmente logran madurar sus primeros quesos. Establecen su primera quesería en el beaterío de Gante. En 1983 se convierten en una empresa: fundan la cooperativa “Het Hinkelspel”.
Seis años más tarde, la quesería y la tienda se trasladaron a unas instalaciones más grandes en Lousbergskaai. Poco después, comienzan los primeros experimentos con el procesamiento de la leche orgánica. En Het Hinkelspel son unos verdaderos pioneros en esa área. Desde el 2001, todos los quesos de Hinkelspel se elaboran con leche orgánica.
Ahora, la quesería se encuentra en Weststraat en Sleidinge, el antiguo edificio en Lousbergskaai se ha convertido en un mercado cubierto. El lugar ideal para los amantes de la calidad y los productos locales.
Su producción va desde goudas, hasta cortezas lavadas, e incluso un queso azul. El deseo de ser diferente y romper moldes ha funcionado para Het Hinkelspel, prueba de ello es este Cabriolait.
El Cabriolait es un queso artesano elaborado con leche cruda y orgánica de cabra, de estilo tradicional trapense, inspirado en su otro queso de leche de vaca, llamado Pas de Rougue.
La corteza tiene las bacterias Brevibacterium linens con las que se unta durante la maduración. Se trata de un agente de maduración tradicional, que le da ese tono naranja tan reconocible a la corteza, que además es totalmente comestible en cualquier etapa de la maduración del queso.
Se trata de un queso corteza lavada con salmuera que no posee las características intimidatorias de este tipo de quesos.
Por lo general, se deja envejecer de 2 a 3 meses. Debajo de su corteza lavada y ligeramente mohosa, la textura es mantecosa, flexible y abierta, con numerosos ojos pequeños dispersos por todo el cuerpo.
Los aromas son de corral, mientras que los sabores son carnosos y recuerdan a las avellanas a medida que madura. El típico sabor amargo de la leche de cabra ha desaparecido y ha sido reemplazado por un sabor a brioche y mantequilla dorada y ligeramente salada.
El queso se comercializa en forma de ruedas planas de unos 2,7 kg. la pieza entera, (Por supuesto se puede adquirir en cuñas de tamaño a su elección).
¡Derrítelo sobre una hamburguesa o rocíelo con miel y vierta una copa de vino!
Se recomienda servir el Cabriolait con pan integral y mantequilla. Acompáñelo con una taza de café o un vaso de cerveza trapense local.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos