Dic 28, 2020

Cru des Fagnes

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza florida
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 50%
Maduración: 30 días
Aspereza: Suave
Vino: Bersalis Kadet - Cerveza Belga Rubia
País de origen: Bélgica
Región: Lieja (Valonia)

El Cru des Fagnes es un queso biológico de leche cruda de vaca, de pasta blanda y corteza florida, elaborado por la Fromagerie des Ardennes. Creada en 1996, la Fromagerie des Ardennes adquirió en 1998 la quesería Bioferme situada en Lathuy y famosa por la calidad de sus productos lácteos biológicos. Las normas sanitarias europeas, cada vez más exigentes, obligaron a la quesería a comprar un edificio mejor adaptado a la actividad desarrollada, por lo que adquirieron en 2001 el edificio de «7 Days» situado en Werbomont. Este encantador pueblo rural está situado en el corazón de las Ardenas en una región donde el mundo rural y agrícola todavía está muy presente.
Gracias a algunos productores locales que producen leche de excelente calidad, la quesería es capaz de ofrecer una amplia gama de productos lácteos orgánicos; Yogures orgánicos batidos, quesos blancos, quesos frescos, nata, mantequilla y quesos con leche cruda como este Cru des Fagnes.
Este queso de moho blanco se elabora con leche cruda de vacas que se alimentan en los verdes pastos de las Ardenas belgas y, en términos de sabor y apariencia, se puede comparar con el conocido Brie de Meaux.
El Cru des Fagnes madura de 3 a 4 semanas, durante las cuales adquiere un sabor rico y cremoso que se ve compensado al desarrollar en la superficie de su corteza una flora natural o moho, principalmente el Geotrichum candidum. Por supuesto, el sabor de la corteza también afecta al sabor del interior del queso, que tiene un persistente sabor lechoso, delicado y suave con ligeras notas agrias, a limón. Algunos pueden encontrarlo demasiado salado, para mí, está en su punto justo.
Galardonado con el «Gallo de Cristal» en la feria agrícola de Libramont en 2003 y elegido «Queso del año 2007» en el concurso de los Quesos de Valonia en el Castillo de Harzé.
Se presenta en forma de discos planos con los bordes redondeados, con un diámetro de 18 cm, una altura de 30 mm y un peso aproximado de 800 gramos.
Es muy importante servir siempre todos los quesos a temperatura ambiente y en este concretamente es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices.
Es perfecto acompañado de frutos secos (almendras, nueces) y frutas frescas, como fresas, también combina de forma maravillosa calentado sobre ensaladas, en sopas o para espesar las salsas. Disfrútelo con una cerveza rubia belga ligeramente afrutada y lupulada.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos