Ene 6, 2020

Győr-Moson-Sopron megyei Csemege sajt

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-blanda, corteza lavada
Denominación de Origen: I.G.P. Europea desde 2019
Materia grasa: 45%
Maduración: De 3 a 5 semanas
Aspereza: Media
Vino: Szepsy Szamorodni (D.O. Tokaj-Hegyalja)
País de origen: Hungría
Región: Győr-Moson-Sopron (Transdanubio Occidental)

Este queso es originario de Győr-Moson-Sopron, un condado administrativo situado al noroeste de Hungría. Limita con Eslovaquia, Austria y los condados de Komárom-Esztergom, Veszprém y Vas. La capital es Győr. Se extiende por la llanura formada por los sedimentos depositados principalmente por el río Danubio, así como los ríos Rába-Rábca, Répce e Ikva.
El «Győr-Moson-Sopron megyei Csemege sajt» (en español “Delicioso queso del condado Győr-Moson-Sopron”) es un queso graso, salado y poroso elaborado a base de leche de vaca y madurado con flora de corteza Brevibacterium linens. La principal microflora de maduración se desarrolla de manera natural fundamentalmente en la zona de producción.
Durante su periodo de maduración que es de 3 a 5 semanas los quesos se voltean y se lavan con una solución de salmuera cada 3 o 4 días. El proceso de maduración es clave para las características distintivas del queso. Este solo puede madurar sobre tablones de madera de pino, en condiciones de alta humedad relativa. Cuanto más largo es el tiempo de maduración, más marcados son el olor y sabor del queso.
Este queso se presenta en forma de disco, con base y superficie superior planas y bordes convexos. La corteza es delgada, flexible, granulosa con pequeños agujeros, de color uniforme amarillo rojizo y ligeramente viscosa al tacto.
La pasta es de color blanco amarillento homogéneo, con grietas densamente y uniformemente distribuidas en la superficie de corte.
Su textura es ligeramente pastosa, fácil de cortar y se desmenuza en la boca. Su aroma característico es ligeramente láctico y exento de olores extraños. Su sabor característico es agradablemente aromático y salado, ligeramente ácido y exento de sabores extraños.
La reputación del queso se debe a su sabor, aroma y olor, así como a una textura muy agradable y cremosa y a su calidad única y constante. Desde siempre, ha sido consumido principalmente por gourmets amantes del queso. Debido a la intensa degradación de las proteínas, es uno de los tipos de queso más fáciles de digerir.
El queso se comercializa en forma de disco de un diámetro de 20-22 cm y una altura de 7-9 cm con un peso de 2,1-3,1 kg.
Desde hace más de un siglo, el «Győr-Moson-Sopron megyei Csemege sajt» goza de un amplio reconocimiento. Entre 1995 y 2005, ha participado habitualmente y con éxito en la mayor feria de quesos de Hungría, conocida por los profesionales como «Csermajori Sajtverseny». A lo largo de las dos últimas décadas, este queso ha ganado muchos premios y distinciones.
Para garantizar su calidad y defender los derechos tanto de los productores como de los consumidores, el Győr-Moson-Sopron está protegido por una Indicación Geográfica Protegida o I.G.P. Se trata de un signo oficial de reconocimiento europeo, con el que se designa a un producto originario de una determinada zona o región que disfruta de una calidad reconocida, una reputación, u otra característica que pueda ser a su vez atribuida a su origen geográfico.
Es importante comer este queso a temperatura ambiente para degustar mejor su riqueza de sabores. Este es un queso fácil de comer, se consume principalmente como “queso de mesa”, pero también puede acompañarse con frutos secos (nueces, avellanas), o con mermeladas. Es excelente en los sándwiches, o derretido sobre pan horneado, también en sopas y para espesar salsas. La corteza es comestible pero si la encuentra demasiado picante para su preferencia, simplemente córtela y disfrute de la pasta mantecosa del interior. Lo acompañaremos de un vino dulce del país, cuya profundidad y pureza de sabor se equilibra fácilmente con este queso.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos