Dic 25, 2021

Pastura de Cabra

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 45%
Maduración: 4 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Brut Nature Tartratos
País de origen: España
Región: Málaga (Andalucía)

El Pastura de Cabra es un queso fabricado por Lact-Argudo. Se trata de una empresa familiar con una larga experiencia en el sector quesero caprino que se dedican a la elaboración artesanal de quesos de cabra, autóctonos europeos y destinados al mercado de afinadores y distribución tradicional.
Disponen de dos plantas de fabricación y de tres instalaciones de afinado, lo que les permite realizar una gama con muy diferenciadas tipologías, texturas y variedades de quesos de cabra.
En Campillos, comarca del Guadalteba, provincia de Málaga, zona de humedales y lagunas, elaboran y afinan sus pastas blandas, corteza enmohecida y de corta maduración. Estos son los quesos: Briqueta, Timbal y este Pastura.
En Campanario, comarca de La Serena, provincia de Badajoz, zona de amplia estepa y buenos pastos, elaboran sus pastas prensadas, corteza lavada y larga maduración. Estos son los quesos: Ullat, Raclatte y Toma de cabra.
En sus diversas instalaciones de afinado desarrollan el Gris de Montaña el cual consideran como la mayor representación de identidad de su gama.
Pere Argudo llegó a Málaga hace unos ocho años con su familia atraído por la abundancia y calidad de la leche de cabra de raza malagueña, y aunque nacido en las estribaciones de los Pirineos (Girona), hoy lleva a gala que sus extraordinarios quesos de pasta blanda estén paseando el nombre de Málaga por tiendas especializadas y grandes restaurantes de París, Turín o Milán.
El Pastura de Cabra es un queso artesano de leche pasteurizada de cabra, de pasta blanda de color blanco marfil y coagulación mixta, que le permite obtener una alta cremosidad, pasta blanda con un 45% de materia grasa sobre el producto seco. Su consistencia es muy blanda casi llegando a su licuación a partir de 4 semanas de afinado
En el interior de la corteza del queso madurado aparece esta crema ideal para untar denotando un perfecto equilibrio entre aromas, sabores y delicada textura.
Su sabor es suave, láctico con notas a mantequilla y avellanas, con ligeras notas a establo, característico de su origen caprino. Su aroma de hierba fresca y humedad nos transporta a las lagunas y humedales de la zona donde se elabora.
El queso se comercializa en formato redondo de 400 gr.
Es importante consumir el queso a temperatura ambiente, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Se consume solo como queso de mesa o acompañado con pan, pero sin lugar a dudas la mejor manera para degustarlo es como una torta, llevándolo a temperatura ambiente, cortando alrededor del perímetro de la corteza superior con un cuchillo de punta como si quitara una tapadera y accediendo al interior del queso que debería estar cremoso, casi líquido, una vez abierto es importante remover la pasta para que todas las partes, tanto la que está junto a la corteza como la del centro se mezclen bien, así lograremos una pasta homogénea perfecta para untar con pan. Conserve la corteza superior del queso para mejor conservación. Mantenga la banda de abeto en su lugar para contener el queso.
Su maridaje ideal es con vino blanco y crianzas en madera. Otra combinación con la que sin duda acertara, es con un espumoso como “Tartratos, el primer vino elaborado en la provincia de Málaga siguiendo el Método Champenoise, un vino de las Bodegas Dimobe hecho con uvas Moscatel de Alejandría y con una crianza en botella durante un período de 36 meses.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos