Dic 9, 2021

Arió

Leche: Cabra
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida cubierta con ceniza
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: Unas 3 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Gratallunes (D.O. Empordà)
País de origen: España
Región: La Garrotxa, Girona (Cataluña)

El Arió está elaborado por la quesería familiar Mas Claperol, en su granja ubicada en el vecindario de Sant Miquel de Pineda, en el término municipal de Sant Feliu de Pallerols, un municipio de la comarca de la Garrotxa, en tierras gerundenses.
En el año 1982, a sus 24 años, Emili Domenèch Tort decide recuperar del abandono la masía Mas Claperol, propiedad familiar, y se lanza como agricultor independiente.
Según explica Emili en su pagina web “Primero puse 60 cabras con un socio, y cuando el socio se fue, continué hasta tener 125 cabras. Estaba solo y hacía quesos frescos y los iba a vender a Olot y a otros pueblos.
Más adelante, en 1985, la Mercè Navarro vino a vivir y trabajar conmigo. En 1988 tuvimos dos hijos, Jordi y Oriol, y nos vendimos las cabras y decidimos comprar vacas”.
Desde el 2016, la granja agrícola Mas Claperol, está operada por los hermanos gemelos Jordi i Oriol, los hijos de Emili y Mercé. En Mas Claperol desde hace muchos años apostaron por la agricultura ecológica al cien por cien, no en vano Emili fue el primero en aplicarla en su granja. La agricultura ecológica respeta el Medio Ambiente, conserva la fertilidad del suelo y no utiliza abonos ni pesticidas químicos. Sus animales no están estabulados (en la estabulación el ganado permanece confinado en establos todo el tiempo, por lo que el ejercicio físico que realizan es muy poco). No se les extrae más leche que la que dan por naturaleza. Respetando el tiempo de cría y la producción natural de leche.
El Arió es un queso artesano de pasta blanda y cuajada láctica, elaborado con leche pasteurizada de cabra.
El queso se hace con una mezcla de algas marinas y sal del delta del Ebro y, se reboza con carbón vegetal comestible, con el paso de la maduración esta corteza se ira cubriendo de un manto blanco de moho.
Las algas (que se incorporan en la cuajada) le confieren al queso un aroma marino que en cada bocado nos transporta al mar Mediterráneo y que lo convierte en un producto único lleno de personalidad.
El queso nos ofrece un intenso y muy limpio olor caprino, con una textura muy fina y untuosa en boca, con recuerdos salinos de las algas muy leve y equilibrado.
El queso se comercializa en forma de pequeña pirámide truncada de unos 250g de peso, sobre una base de madera.
Para degustar toda la riqueza de sabores se recomienda el consumo a temperatura ambiente. Es importante comer la corteza, que añade carácter al queso.
Es ideal sobre una rebanada de pan acompañado de alguna pera o manzana recién cortada. Su espectacular forma de pirámide hace que destaque en cualquier tabla de quesos. También puede enriquecer sopas, salsas y ensaladas a las que les aporta un sabor nuevo e interesante. Disfrute del queso con un vino blanco frutal.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos