Mar 24, 2021

Cloître de Belval

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza florida
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: De 4 a 6 semanas
Aspereza: Suave
Vino: Cerveza Belval
País de origen: Francia
Región: Paso de Calais (Altos de Francia)

Este queso se elabora en la Abadía de Belval ubicada en Troisvaux.
En el corazón de Ternois, en un exuberante entorno verde, a 3 kilómetros de Saint-Pol-sur-Ternoise, la Abadía de Belval es un remanso de serenidad, portador de sentido y vector de vínculos, según su lema. Este castillo, erigido en el siglo XVIII, fue comprado por el abad Hippolyte Trannoy en 1893 para fundar allí una abadía cisterciense de hermanas trapenses, bajo la regla de San Benito “ora et labora”. El sitio se amplía a partir del año 1930, las hermanas de Belval transformaron el granero en una quesería. Así nacieron los quesos de Belval, que ahora están inscritos por el Conservatorio de Artes Culinarias en el inventario del patrimonio de la región. Cuando la comunidad religiosa se fue en el año 2012, el lugar fue retomado por una asociación de apasionados y una SAS (Sociedad Anónima Simplificada, reconocida como Estructura de Inserción a través de la Actividad Económica), que asumen el reto de ofrecer una segunda vida al sitio a través transformar este lugar de clausura en un lugar de acogida de personas. Eso ha permitido mantener las diferentes actividades vinculadas a la historia de la abadía, con la creación de: una casa de huéspedes, visitas a la abadía, el relanzamiento de la producción de quesos, la creación de una cerveza y la venta de productos monásticos. El sitio alberga regularmente exposiciones culturales.
El Cloître de Belval (Claustro) de la Abadía de Belval con semillas de lino. Es la última incorporación a la gama de esta quesería, representa el claustro de la abadía por su característica forma cuadrada. Este queso de pasta blanda y corteza florida está elaborado con leche cruda de vaca y contiene semillas (tostadas) de lino local. Las semillas de lino son una fuente natural de riqueza de ácidos grasos omega 3. Te sorprenderá por su textura crujiente en boca, su frescura y su sabor a cereales tostados.
Presenta una hermosa corteza blanda esponjosa y florida. Su pasta en el interior es de color marfil, densa y flexible. El aroma del Cloître de Belval es cremoso y algo mantecoso, con un toque final de cereales tostados.
Su peculiar forma con un agujero en el centro, le otorga unas propiedades especificas: El proceso de curación de cualquier queso se produce desde el exterior, ya que es la parte por la que recibe el oxígeno, hacia el interior. En el caso del Cloître de Belval, la curación se produce, además, en sentido inverso gracias a su agujero central. Al madurar de fuera hacia dentro en el contacto entre la corteza y la pasta, se comienza a producir una proteólisis que resulta en una cremosidad que contrasta con el corazón del queso, donde la pasta se mantiene algo más compacta, densa y eventualmente calcárea, de ahí la importancia del agujero en el centro del queso, que hace que se oxigene mejor y evita tener un centro de pasta más solida y áspera.
Si todos los quesos es importante consumirlos a temperatura ambiente, en este es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Una vez llevado a la temperatura adecuada, su textura fundente la hace ideal para saborear extendió sobre un buen pan crujiente, con frutas y nueces, en bocadillos y por supuesto será la atracción de una tabla de quesos, tanto por su peculiar forma, como por su rebozado de semillas de lino.
Los quesos Belval combinan a la perfección con la cerveza Belval. Una cerveza con carácter, cuya etiqueta se hace eco de los colores de las vidrieras de la abadía, así como de los edificios. Creada y producida por la Brasserie des Flandres en Blaringhem en 2013, esta receta fue diseñada especialmente para los quesos Belval.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos