Ene 22, 2020

Fleur d’Audresselles

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada
Denominación de Origen: -
Materia grasa: 45%
Maduración: De 4 a 6 semanas
Aspereza: Media
Vino: Chignin Blanc -Maison Perret (D.O. Vin de Savoie)
País de origen: Francia
Región: Paso de Calais (Altos de Francia)

La Fleur d’Audresselles es un queso de leche pasteurizada de vaca, de pasta blanda y corteza lavada, fabricado por los hermanos Bernard, de la Fromagerie Sainte Godeleine en su granja Ferme du Vert, situada en Wierre-Effroy una población francesa, en el departamento de Paso de Calais en la región de Altos de Francia.
Los hermanos Bernard, fabricantes de quesos artesanales, transforman la leche de las granjas ubicadas cerca de su quesería en el corazón de los montes del Boulonnais, región de pastos por excelencia, rica en hierbas entre arboledas y praderas.
Antoine y Joachim Bernard producen quesos, donde el sabor y la calidad se conjugan naturalmente con la noción de artesanía que todos los aficionados de los quesos auténticos buscan hoy en día.
De la familia de las pastas blandas de corteza mixta y lavada. Este queso de la Costa de Ópalo se caracteriza por su punta de sal, que se encuentra en el aire yodado de la orilla del mar, típico de Audresselles. Su corteza es salada regularmente durante la maduración con a la “sal de Guérande”, lo que desarrolla un gran sabor y un olor bastante fuerte. La sal de Guérande, es una sal marina natural, sin refinar, sin aditivos y secada al sol, procedente de la península de Guérande, en la costa atlántica.
El Fleur d’Audresselles es un queso cilíndrico, con bordes convexos, con un diámetro de 12 centímetros y una altura de 3 centímetros. Pesa unos 400 gramos.
Su corteza, frotada con sal marina, es fina y de color amarillo anaranjado.
Su pasta, de color crema, es flexible y ligeramente elástica. Está salpicada con ojos de diferentes tamaños.
En nariz, la Fleur d’Audresselles ofrece un delicado olor yodado.
En boca, es un queso con un sabor marcado y sutil a la vez que puede recordar al del Reblochon fermier, por lo que encontramos sabores aterciopelados con una textura muy cremosa.
Es importante comer este queso a temperatura ambiente para degustar mejor su riqueza de sabores. Para disfrutar mejor de este queso lo ideal es comerlo solo simplemente emparejado con cualquier tipo de galleta salada o con sabor. Aunque es perfecto por sí mismo, al Fleur d’Audresselles le encanta la compañía de verduras asadas, especialmente las patatas, la coliflor y las coles de Bruselas. Este queso es un gran sustituto del Reblochon en una Tartiflette. La tartiflette es una receta saboyana, que existe en una multitud de versiones. Contiene queso, patatas cocidas, cebollas, bacón, crème fraîche, pimienta, a veces algo de vino blanco, y se sirve todo junto gratinado. Este queso, funciona de maravilla con vinos blancos de Saboya.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos