Jul 15, 2009

Fleur Des Alpes

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 50%
Maduración: Mínimo 6 semanas
Aspereza: Media
Vino: Riesling de Alsacia, Zinfandel blanco o Gewurztraminer
País de origen: Francia
Región: Alta Saboya (Auvernia-Ródano-Alpes)

Este queso es una versión modernizada de un Reblochon, un queso de corteza lavada que se remonta a los monasterios del siglo XIV. La principal diferencia entre Fleur Des Alpes y el Reblochon es que este queso se fabrica con leche pasteurizada de vaca, mientras el tradicional es con leche cruda. Supongo que uno de los motivos por los que se hace con leche pasteurizada, es para facilitar la exportación y venta de este queso en otros países. Para que los quesos de leche cruda puedan ser vendidos en muchos países, es imprescindible que el queso tenga una maduración mínima de 60 días. Para combatir esto, los fabricantes de quesos hacen una ligera pasteurización de la leche, con eso ya tienen las puertas abiertas a la exportación.
Proveniente de la exuberante región de Saboya, en Francia, el Fleur des Alpes es un queso con una corteza lavada de color naranja, mezclado con un poco de color rosa, chicloso seco cubierto en un fino moho, y un abombamiento interior en el centro. Su aroma en un principio tiene cierta acritud, pero ese olor rápidamente deja paso en mi nariz a magníficos aromas de miel, flores, y mantequilla. En el mundo de los quesos de corteza lavada, el olor puede ser definitivamente más intimidante que el sabor. Aclimatarse a seguir con estos olores nos hará descubrir una variedad de notas y matices que se esconden detrás del primer impacto que puede llegar a ser incluso molesto para los primerizos, si lo conseguimos hará que pronto se convierta en adictivo.
Tiene un suave y delicioso sabor a setas, afrutado y cremoso con un ligero salado y agrio final. Aún y dejándolo a temperatura ambiente durante una hora o dos, el Fleur des Alpes no desarrolla un interior líquido, pero incluso con esa textura gomosa es todavía agradable en la boca.
En combinación con un buen pan y algunas frutas, el queso sería una excelente merienda.

Mundoquesos