May 27, 2021

Herve “Senteur d’épices”

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semiblanda, corteza lavada
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 45%
Maduración: De 2 a 3 meses
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Val-Dieu Blonde – Cerveza Belga
País de origen: Bélgica
Región: Herve (Valonia)

Con motivo de la primera representación del espectáculo de luz y sonido en la abadía de Val-Dieu, se lanzó el nuevo queso Herve “Senteur d’épices” (Aroma de especias). Producido con leche de primera calidad de la cooperativa lechera Marguerite Happy Cow, este nuevo queso es parte de un enfoque sostenible de la agricultura local. También se ha desarrollado especialmente para rendir homenaje a la abadía de Val-Dieu, que el año 2016 cuando se creó este queso celebró su 800 aniversario. Una abadía que por su aura, su influencia política y religiosa, ha contribuido al desarrollo del Pays de Herve, de sus productos locales y de su agricultura.
Inspirado en una antigua receta del Herve con 4 especias de la que solo quedan algunos escritos y pocos detalles, el Herve “Aromas de especias” fue desarrollado por los maestros queseros de la quesería Herve, un socio comercial de la Abadía.
El Herve “Senteur d’épices” (con aroma a especias) es una variante del Herve DOP. Durante el proceso de maduración, su corteza se cepilla con una solución que contiene una mezcla secreta de especias, que aporta mucha riqueza al tierno sabor de la leche. Su pasta cremosa desprende aromas florales que reflejan la dulzura de su sabor que lo distingue de otros Herve.
Se trata de un queso de pasta blanda y corteza lavada que se obtiene a partir de leche pasteurizada de vaca. Tiene forma de paralelepípedo de color que va del amarillo pálido a anaranjado distribuido de manera desigual. Presencia de especias en forma de granos, en la superficie. En su interior presenta una pasta flexible, suave, cremosa, blanda (corazón ligeramente quebradizo) no pegajosa.
Su aroma es ligeramente amoniacal y potente, dulce, caramelizado, canela, alcohólico (sidra). Tiene sabor que puede ser desde dulce a potente y picante. La palabra clave para este queso es “especias”. Son potentes en nariz y boca.
Este queso nos sumerge a un sabor casi dulce, tanto que ¡estamos a punto de considerarlo como un postre! En cocina, resulta ideal fundido encima de verduras frescas. Y por supuesto su llamativo aspecto rectangular y color teja le harán destacar en una tabla de quesos.
Lo acompañaremos con una cerveza hecha en la misma abadía, la Val-Dieu Blonde, es una cerveza rubia belga muy refrescante y ligera, con fermentación en botella.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos